Con la participación de la secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda; el rector de la UNAM, Enrique Graue; y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, entre otros, fue inaugurada la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

Durante su participación en el encuentro, que a partir de este día y hasta el 6 de marzo ofrecerá mil 495 actividades a lo largo de mil 100 horas de trabajo alrededor de las letras, aseguró que "un libro es una conversación inagotable".

Los libros son "interlocutores silenciosos que podemos llevar en la bolsa", y sostuvo que en cada página están nuevos horizontes, y por eso celebró que sea en esta ciudad donde se realiza esta feria que enriquece la intensa actividad que se realiza, principalmente, por gestión de la Secretaría de Cultura federal.

La lectura no se detiene en la última página de un libro, continua en la vida de cada lector porque el placer que produce es grande, dijo, para añadir que "en la acción de leer se encuentra una riqueza sin fín, para integrarla a la realidad de la vida cotidiana de hombres y mujeres que tienen ese hábito maravilloso".

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó que más allá del petróleo y los tratados comerciales que México tiene, su gran valor es su cultura, y subrayó que la FILPM tiene como protagonistas al libro, las palabras y el gusto.

En tanto, el gobernador de Querétaro, estado Invitado de Honor, Francisco Domínguez, acotó que la historia de Querétaro es la de México. "Ahí se dio la Independencia, ahí se restauró la República y ahí, con la promulgación de la Carta Magna que nos rige, terminó la Revolución Mexicana", subrayó.

Sostuvo que en su entidad "evolucionamos desde las aulas, recurriendo cotidianamente a los libros y acudiendo los dictados del texto constitucional. Querétaro, con esa historia, suma (en la FILPM) 150 actividades a través de 280 integrantes de la comunidad artística y cultural de la entidad. Además, vienen 20 editoriales de ese estado".

Presente en el acto, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), miembro de la organización de la feria, acotó que tras 38 años queda claro que estamos ante la feria del libro más importante del país. "La bibliodiversidad es patente en estos días y la cultura es lo que nos distingue en este mundo integral".

Detalló que la editorial es una industria creadora de bienes intangibles básicos para el desatollo y la convivencia social y que las ferias del libro, la de Minería en este caso, son escaparates de la producción editorial en el país, por lo que "es hora de aprovechar nuestras capacidades pada un desarrollo nacional en estos momentos de estrecheces mundiales".

¡No te la pierdas!

TAGS EN ESTA NOTA: