compartir en:

La Procuraduría General de la República dijo que respeta la decisión del Poder Judicial de la Federación respecto a la liberación de la exdirigente magisterial, Elba Esther Gordillo, aunque no la comparte.

“La PGR ha actuado, en todo momento, con estricto apego a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como a las leyes que orientan su actuación, y, sobre todo, en absoluto respeto a los derechos humanos”, expuso en un comunicado.

A lo largo del miércoles, distintos actores políticos expresaron sus posiciones a favor y en contra de la liberación de la ex dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo.

Olga Sánchez Cordero, propuesta como próxima secretaria de Gobernación, consideró que la decisión de liberar a la exdirigente del sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo, fue acertada y que, incluso, “se lo merecía”.

“Yo respaldo la decisión del tribunal unitario totalmente, tengo plena confianza del Poder Judicial de la Federación, creo que hizo bien su trabajo y creo que sí se merecía esta liberación”, aseveró la exministra.

El secretario del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, recordó que Elba Esther Gordillo era su amiga.

“Cuando la maestra fue detenida hace ya cinco años, compañeros de ustedes (prensa) me hicieron una pregunta parecida, me pidieron mi opinión y dije que ella había sido mi amiga y yo esperaba que fuera mi amiga y lo siguiera siendo”, comentó Campa Cifrián.

El vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, resaltó la coincidencia entre la entrega de la constancia como presidente electo a Andrés Manuel López Obrador y la liberación de Gordillo.

En referencia a los foros de pacificación del tabasqueño, el perredista dijo que “ese proceso de pedir perdón, de tanto mencionar amnistía, era para justificar a un personaje que tanto daño le hizo a la educación pública y al magisterio”.

 

TAGS EN ESTA NOTA: