compartir en:

Eduardo López, abogado de Carlos Salomón Villanueda, conductor del BMW que chocó en Reforma la semana pasada, aclaró que su cliente en ningún momento se negó a realizarse pruebas para determinar si había ingerido alcohol u otros estupefacientes.

De acuerdo a las declaraciones, fue su abogado de oficio quien se lo impidió, al encontrarse inconsciente e imposibilitado para autorizar el estudio, de acuerdo a una entrevista realizada por Milenio.

Comentó que Villanueda está dispuesto a realizarse una nueva prueba para determinar si en el momento del accidente que terminó con la vida de cuatro personas se encontraba borracho, sin embargo señaló que esto deberá hacerse en su presencia y ante un perito forense.

El abogado aclaró que su cliente sufre de traumatismo craneoencefálico que le provoca lapsos de insconsciencia, por lo que en los interrogatorios sobre su ocupación las declaraciones no han sido consistentes.

TAGS EN ESTA NOTA: