compartir en:

¿Sabías que el Metro de la Ciudad de México cuenta con una bodega que almacena objetos extraviados?

Esta bodega se encuentra en la estación Candelaria y recibe cada año cerca de 2 mil 200 objetos que son encontrados en las 195 estaciones de la red.

Por una ley de confidencialidad de datos vigente en el país, los empleados de esta oficina no pueden indagar más allá de la información que proporciona la urna.

Entre los objetos encontrados en este lugar se encuentra una gran variedad de teléfonos celulares, mochilas, documentos oficiales, muletas y hasta televisores o carriolas para bebé. En el caso de los móviles o los computadoras se busca si existe alguna información de la persona como sus redes sociales y si es así se le contacta vía mensaje directo para comunicarle que puede pasar a recoger el objeto perdido.

En el Metro se han encontrado con cosas sorprendentes, como en 2013 que fue hallada una maleta con el ¡cuerpo de una mujer decapitada! En este caso, las cámaras del STCM lograron captar al hombre que abandonó la maleta, pero hasta ahora no se la ha podido identificar ni a él ni a la mujer a la que perteneció el cuerpo.

Si un objeto cae a las vías, lo más recomendable es que la persona no se aventure a recogerlo, pues al ser una excavación profunda, puede dificultar que vuelva a subir al andén o correr el riesgo de electrocutarse.

Cuando llega un objeto a esta oficina, se clasifica y se coloca en los estantes de acuerdo a sus características. Por protocolo se guardan seis meses si en ese tiempo no aparece alguien que compruebe la propiedad, las cosas tienen destinos diferentes. 

Si se trata de bastones, muletas o ropa, se donan a albergues y asilos. En el caso de aparatos eléctricos, entrar a un programa de reciclaje implementado por las autoridades.

Foto: Infobae

TAGS EN ESTA NOTA: