compartir en:

 

Australia.- Pamela Anderson, actriz en 'Baywatch' y modelo de Playboy, indicó en entrevista al programa australiano “60 minutes” que se considera feminista, pero que cree que "esta tercera ola de feminismo es aburrida, que puede ir demasiado lejos y que paraliza a los hombres".

La canadiense, nacida el 1 de julio de 1967, es consciente de la polémica que pueden traer sus palabras y sabe que otras voces com Mayim Bialik o Catherine Deneuve recibieron fuertes críticas por manifestar su opinión contraria al movimiento MeToo.

Anderson cuenta que el movimiento #MeToo es excesivo para ella.

"Lo siento, probablemente me matarán por decir eso, pero mi madre me enseñó que no debía ir a un hotel con un extraño, y que si alguien me recibe con una bata de baño en una reunión de trabajo, debe ser otra cosa" puntualizó refiriéndose a los escándalos de Harvey Weinstein y afirmó que "hay cosas que son sentido común".

La actriz recordó que en 2008 el productor Harvey Weinstein le hizo saber el poder que tenía y le debía agradecer la oportunidad que dio al ofrecerle un papel.

"Me llamó y me dijo: 'Pequeña, tienes muchísima suerte de que te haya puesto en mi película, eres Pamela Anderson y no te mereces nada. Si no haces esto, nunca volverás a trabajar en esta ciudad”.

Finalmente, la ex conejita Playboy reveló que en una ocasión fue contratada para asistir al cumpleaños del ahora Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

“Es habitual que a las conejitas les paguen 500 dólares por asistir a eventos. No me he vuelto a cruzar con el mandatario. Le mandé una carta a su esposa Melania Trump, para que no usase abrigos de piel, ya que la primera dama siempre va a ser un icono de moda", finalizó.
 

TAGS EN ESTA NOTA: