México.-Este 10 de mayo, miles de madres mexicanas no tienen nada que celebrar, pues, víctimas de la desaparición forzada de sus hijos, hoy, salen a marchar en distintos puntos de la República Mexicana en busca de justicia.  

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el país existen más de 40 mil personas registradas oficialmente como desaparecidas, aunque para el representante del organismo en México, Alan García, hay una cifra mayor de casos que no son denunciados.

Destacó que “los organismos internacionales lo hemos indicado, no solamente como una de las más lacerantes problemáticas, sino como uno de los temas prioritarios para trabajar junto con las familias, las víctimas, las organizaciones y las autoridades para poder remontar esta noche de tiniebla”.

Para Rocío Salgado, a quien le desaparecieron a su hijo el pasado 20 de enero en el Estado de México, el sentir “lacerante” es una realidad y “este 10 de mayo será el más triste de mi vida, porque cada segundo me recordará la desaparición de mi hijo".

Su hijo, Arnoldo, de 28 años de edad, fue visto por última vez después de haber abordado un camión de la ruta Metepec-San Antonio la Isla, de acuerdo con grabaciones de las cámaras del C5 , a las 19:19 horas, “Desde entonces inició mi calvario, mi miedo de despertar otro día sin él, y sentir el corazón y el alma muertos”.

En México, la burocracia que existe en las dependencias encargadas de la investigación de personas desaparecidas es uno de los principales obstáculos para la localización de las víctimas.

"A las autoridades lo que más les falta es trabajar de verdad, porque en los meses que llevamos buscando información que nos pueda llevar al paradero de mi hijo, nos hemos encontrado con un vacío de datos que obstaculiza este trabajo".

Rocío no está sola, otra de las 40 mil madres afectadas por la ola de violencia en el país es Guillermina Girón quien vive la incertidumbre de no saber dónde está su hijo desde agosto del año pasado, cuando se le vio por última vez en la colonia Rancho Grande, en el sur de Hermosillo.

La fundadora y organizadora de las Guerreras Buscadoras de Hermosillo señaló, en entrevista con Notimex, que en medio de la angustia y desesperación por desconocer el paradero de su hijo, lo buscó en hospitales, en el penal y en centros de rehabilitación.

“Nosotros ya lo hemos buscado, fui al Semefo –Servicio Médico Forense-, a los hospitales, fui a la ´peni´, fuimos al monte, lo hemos buscado por todos lados”, externó.

Sin embargo entre los 26, mil cuerpos sin identificar, las mil cien fosas que se han hallado, oficialmente, en el país y la ineficacia de las autoridades encargadas de impartir la ley y ejercer la justicia, la mujer, tampoco ha tenido suerte.

Este Día de la Madre en al menos 22 estados del territorio nacional se llevan a cabo movilizaciones que  gritan “dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están”, entre fotografías, pancartas y lágrimas, que lo único que buscan es volver a ver a sus seres queridos y que se haga justicia.

En Nuevo León, alrededor de las 7:30 horas, integrantes de la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados y Desaparecidos de Nuevo León (AMORES) se concentraron en la Plaza de Purísima para iniciar una marcha hacia la Fiscalía de Justicia del estado.

La portavoz de Amores, Juana Estala, expresó en su mensaje central que “nuestro grupo está conformado por más de 65 familias de personas de desaparecidos en los estados de Nuevo León y Tamaulipas”.

“Como cada año, nos manifestamos este 10 de mayo, Día de la Madres, para expresar el dolor que vivimos día a día al no saber el paradero de nuestros seres queridos desaparecidos”, dijo.

Al llegar al punto final, acompañadas del comisionado de la ONU, fueron recibidas por el representante de la dependencia, Mauro Zacarías, quien prometió que se dará seguimiento a los reclamos presentados.

En tanto, en Puebla, aproximadamente a las 10:00 horas, mujeres y familiares de personas víctimas de desaparición forzada se dieron cita en el zócalo de la ciudad nombrada, de donde se dirigen a las oficinas de la Fiscalía General del Estado.

En entrevista, María Luisa Núñez, madre de Juan de Dios, quien desapareció el 28 de abril de 2017, señaló que el objetivo de la marcha pacífica es exponer las fotografías de sus familiares desaparecidos, hacer visible que en esta fecha tan significativa en México hay miles de madres "mutiladas", porque les han desaparecido a sus hijos, les han arrebatado la razón de ser madres.

La misma situación de indignación y búsqueda se vive en Xalapa, Veracruz, en donde familiares de desaparecidos comenzaron su movilización con consignas y fotos, alrededor de las 11:00 horas.

Morelos, Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Guerrero, Morelos, Nayarit, Sinaloa y sonora, son otras de las entidades que se levantan este 10 de mayo a exigir que las autoridades colaboren en la localización de sus familiares extraviados.

(Con información de Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: