compartir en:

Tabasco.- El caso de la muerte de los manatíes en Tabasco concluyó tras derivar que la causa fue el crecimiento de cuatro especies de algas marinas que produjeron toxinas de alta peligrosidad para los manatíes, indicó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Los expertos añadieron que se combinaron diversos patógenos como la sustancia nociva de las plantas, metales pesados y plaguicidas que generó estrés en los sirénidos y ello también influyó en el deceso de los 48 ejemplares.

Asimismo, las condiciones ambientales como las sequías, las elevadas temperaturas y el retraso de las lluvias, perjudicó el agua en la que habitaban los ejemplares ya que había un exceso de nutrientes y alcalinidad en el agua.

Señalaron que más del 70% de los cadáveres localizados correspondían a ejemplares de edad juvenil o pre-adulta y la mayoría de las víctimas fueron encontradas en Mascupana (25), seguido de Centla (11), Jonuta (seis), Centro (tres), Paraíso (uno) y Balanacán (uno).

Entre el 18 de mayo y 26 de octubre, se encontraron los cadáveres de 48 manatíes, el 68% de éstos fueron localizados en la zona de los Bitzales.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: