CIUDAD DE MÉXICO.- América cae con Cruz Azul en el juego de vuelta de los cuartos de final del Clausura 2019 celebrado en el Estadio Azteca. Las Águilas avanzaron a la semifinal al imponerse 3-2 en el marcador global.

El cuadro de Coapa es inalcanzable para los de La Noria, que por lo menos mostraron intensidad y orgullo, pero no fue suficiente para eliminar a su acérrimo rival, que una vez más los dejó en el camino y la revancha tendrá que esperar.

El partido estuvo trabado en los primeros 15 minutos, con las Águilas conscientes de la ventaja y La Máquina que intentaba ofender, pero lo más que logró fue un disparo de volea de José Madueña que pasó por un lado de la puerta de Agustín Marchesín.

También el Jonathan Rodríguez tuvo una oportunidad, luego de un centro de Milton Caraglio, el ‘Cabecita’ cerró la pinza, pero el esférico se fue por arriba del travesaño azulcrema.

América cae con Cruz Azul pero avanza

De nueva cuenta el uruguayo Rodríguez tuvo el gol de la esperanza celeste al superar con un ‘sombrerito’ al arquero águila, pero al momento de definir, le pegó mal y voló su disparo, en una jugada en la que los Cementeros volvieron a perdonar.

El ‘Cabecita’ tuvo dos más, un tiro desviado por el sector izquierdo y otro que tocó Marchesín y después se estrelló en el travesaño, en la agonía del primer tiempo, pero no caía la anotación y el cronómetro se volvía en un enemigo más.

En el inicio del complemento, por fin Rodríguez rompió con la sequía al darse una media vuelta con control orientado, para dejar atrás a Guido Rodríguez, ingresar al área y fusilar para abrir el marcador y encender el ánimo de Cruz Azul, que iba por un gol para avanzar a la semifinal.

Tras recibir el tanto, América comenzó a atacar y tuvo su primera llegada con un remate de Mateus Uribe por encima de la meta de Jesús Corona.

América cae con Cruz Azul pero avanza

Si los celestes fueron los que perdonaron en la primera mitad, ahora tocó el turno para el cuadro azulcrema, en un desborde de Andrés Ibargüen que dejó solo a Renato Ibarra, el ecuatoriano no conectó bien y mandó el balón a la tribuna, después Oribe Peralta marcó, pero estaba en posición adelantada.

El cierre del encuentro fue dramático, Cauteruccio disparó y el balón iba con dirección a gol, pero se atravesó la cabeza de Guido Rodríguez para desviar a tiro de esquina, ya con segundos extras de la compensación vino el cobro y Pablo Aguilar remató, pero con angustia incluida, Marchesín se tendió y controló el esférico en la línea, para confirmar el pase de las Águilas a la semifinal.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: