compartir en:

TOLUCA.- América vuela en el infierno al imponerse 1-0 a los Diablos Rojos, para subir a los primeros lugares de la tabla y hundir en el sótano al cuadro escarlata, en duelo por la jornada 4 del Apertura 2019, celebrado en el Estadio Nemesio Diez.

Al igual que contra Xolos, las Águilas tuvieron muchas lagunas en su accionar, sin embargo, le fue suficiente una jugada para inclinar la balanza a su favor y salir con un triunfo sufrido, pero merecido, porque al final fue contundente y pese al acoso en su meta, fue capaz de mantener el cero.

El obligado a lograr su primera victoria del certamen era el cuadro local, el cual tomó la iniciativa, pero sin mucha claridad para abrir a una ordenada zaga visitante. De hecho, la única ocasión de peligro se dio en un disparo del colombiano Felipe Pardo, que obligó a Óscar Jiménez a lanzarse para mandar a tiro de esquina.

Mientras los de Coapa ofrecieron muy poco al frente, las características de la dupla del colombiano Roger Martínez y Giovani dos Santos son muy similares, lo que ocasionaba que los dos salieran a buscar el balón y dejaran a su equipo sin referente en el área.

América vuela en el infierno

En Toluca eran conscientes que esta era una gran oportunidad para enmendar el camino, siempre y cuando salieran con la victoria, por lo que para el complemento se lanzaron con todo al frente, en pos de terminar con el cero en la pizarra.

Cuando vivían sus mejores momentos, ya con un acoso importante sobre la meta de Óscar Jiménez, un contragolpe le permitió a los capitalinos adelantarse en el marcador.

Todo se originó en un rechace de tiro de esquina que tomó el colombiano Andrés Ibargüen, quien mandó largo por derecha al pique de Ibarra, que ante la marca de su compatriota, Aníbal Chalá, se abrió el espacio para sacar un disparo cruzado que se coló pegado al poste contrario ante la inútil estirada de Alfredo Talavera, al minuto 62.

Con el daño hecho, los Diablos Rojos se fueron con todo al frente, ya con el brasileño Diego Rigonato, el argentino Emmanuel Gigliotti y Richard Ruiz, el problema, sin embargo, no eran los nombres, sino su incapacidad para desequilibrar a la defensa rival.

Con el paraguayo Bruno Valdez como gran líder de la zaga central, América resolvió bien todos los balones que le llegaron a su área para salir con una victoria sufrida que le permite estar en la lucha por los primeros lugares de la competencia.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: