compartir en:

Al menos 200 personas se manifestaron en la entrada de la Terminal de Autobuses de Pasajeros Oriente (TAPO) para exigir su reinstalación en el mercado de la terminal luego de que fueron desalojados el pasado lunes 3 de abril por las autoridades. 

Los vendedores dijeron tener papeles que los acreditan para poder ejercer sus negocios en el lugar y dijeron que los granaderos los agredieron y hasta les robaron mercancía durante el operativo. 

También dijeron que nunca se les notificó previo a que los desalojaran, por lo que creen que fue un pacto entre la Secretaría de Gobierno y ADO que desde hace años buscan convertir la zona donde ellos estaban ubicados en un centro comercial. 

TAGS EN ESTA NOTA: