MÉXICO.- Las declaraciones que hizo el exdirector del Instituto Nacional para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep), Jaime Cárdenas por posible corrupción dentro del organismo, es parte de la ‘politiquería’ que se vive en México, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El jefe del Ejecutivo aceptó que Cárdenas tiene razón en que su administración quiere de sus integrantes una lealtad a ciegas, pero a su proyecto de transformación, no a su persona, y negó que haya irregularidades al interior de esta área de gobierno.

“Tiene razón, pedimos lealtad a ciegas al proyecto de transformación, porque el pueblo nos eligió para eso. Para acabar con los abusos y hacer justicias (…) si es lealtad al pueblo básicamente, no a mí persona”, comentó.

Nota recomendada: López Obrador se opone a prohibir la comida chatarra en el país

Con la premisa de “La ley es para el hombre y la mujer, no la mujer y el hombre para la ley”, el Jefe del Ejecutivo defendió la Institución, y enfatizó que se deben investigar todas las denuncias que existan.

“Si hay denuncias se van a investigar como tienen que ser pero esto es más que nada un asunto politiquero, no hay nada de qué preocuparnos”, refirió.

López Obrador reconoció que en el gobierno hay una maraña de normas que impiden avanzar para hacer justicia, como el tema de los recursos comprometido para pagar la rifa del valor comercial del avión presidencial.

En su conferencia de prensa mañanera, señaló que quien no esté de acuerdo, puede renunciar y hacer las declaraciones a los medios de comunicación en su contra.

“Y quien quiera puede decir no estoy de acuerdo y además ir a Reforma y a Televisa sí es posible y a otros medios porque les van a abrir los espacios para que declaren en contra de nosotros, pero ni modo, qué le hacemos”, destacó.

En este caso dijo que es de suma importancias las mañaneras para hacer saber estos hechos y que no sólo prevalezca lo que digan los medios informativos.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: