compartir en:

Por Ignacio Campos

El presidente Andrés Manuel López Obrador dirigió esta tarde un mensaje a la Nación y a las más de ciento 50 mil personas reunidas en la plancha del zócalo de la Ciudad de México, donde refrendó cien compromisos de su gobierno.

“Luego de recibir el bastón de mando de los pueblos originarios de nuestra gran nación reafirmo mi compromiso de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México” fueron las primeras palabras que dirigió el mandatario al tiempo que fue interrumpido por un nutrido aplauso de los asistentes.

Expuso la nueva política que llevará a cabo para hacer realidad la cuarta transformación de la vida pública de nuestro país.

“Hoy quiero expresar lo que ya hemos hecho y por iniciar una modernidad forjada desde abajo y para todos” dijo después de la ceremonia de purificación a la investidura presidencial por los pueblos indígenas de México. “Resumo en una frase lo que buscamos, lo que anhelamos: la purificación de la vida pública de México”.

Como primer punto dijo que pondrá atención especial a los pueblos indígenas de México ya que “viven bajo la opresión y el racismo, bajo la pobreza y la marginación a cuesta”.

Mantendrá las guarderías gratuitas y para los estudiantes de escasos recursos de bachiller, escuelas técnicas y vocacionales otorgará una beca de 800 pesos mensuales, además de que para los 300 mil jóvenes en condición de pobreza que cursen estudios universitarios tendrán una beca de dos mil 400 pesos mensuales.

En 2019 estarán funcionando cien universidades públicas con carreras acordes a cada región del país con atención de calidad para atender a 64 mil estudiantes de nivel superior, aseguró.

Al mencionar que cancelará la reforma educativa nuevamente fue interrumpido por un fuerte aplauso, para luego indicar que buscará establecer en el artículo tercero de la Constitución Política de México, el derecho a la educación gratuita en todos los niveles educativos y enfatizó que su gobierno “no ofenderá a los maestros”.

Sobre los damnificados de los sismos dijo que habrá un programa de construcción y reconstrucción de escuelas, centros de salud, templos, y edificios públicos que forman parte del patrimonio cultural.

Externó que se hará realidad el derecho a la salud garantizando atención médica y medicamentos gratuitos empezando por el IMSS en las zonas más pobres del país y se irá ampliando el programa a mediados del sexenio, y además prometió “establecer un sistema de salud de primera, de calidad, gratuito como en Canadá o los países nórdicos”.

Aumentará la pensión a adultos mayores entregando mil 274 pesos mensuales, incluyendo a pensionados del IMSS e ISSSTE, con una inversión de 120 mil millones de pesos para este programa enfocado a los adultos de la tercera edad. Un millón de discapacitados pobres en especial niños y niñas de pueblos y colonias marginadas, tendrán una pensión mensual igual a estos adultos mayores.

Los 2 millones 300 mil jóvenes que no tiene empleo serán contratados como aprendices en actividades productivas en el campo y la ciudad, ganando un sueldo de tres mil 600 pesos mensuales mientras aprenden.

Liconsa y Diconsa serán unificadas en una sola institución para el abasto y distribución de alimentos básicos a precios bajos para combatir la desnutrición y el hambre en los pueblos con más necesidades.

Otro punto importante que mencionó es que no aumentará el precio de los energéticos como gasolina, luz, diesel y gas, en el que solamente aplicará el aumento correspondiente a la inflación.

Pidió paciencia porque dijo “nos están entregando un país en quiebra, sobre todo en lo que tiene que ver con la industria petrolera y eléctrica”. “A mitad del sexenio, cuando ya se tengan rehabilitadas las 6 refinerías y la de Seis Bocas en Paraíso, Tabasco, entonces se van a bajar los precios de los combustibles”.

Los apoyos que otorgará el gobierno al pueblo, se hará de manera directa para evitar la corrupción y la manipulación política mediante la entrega de una tarjeta para que el mismo beneficiario retire los apoyos que se les den. Para este efecto se apoyará en el banco Bansefi, que convertirá en el Banco del Bienestar y tendrá sucursales en todo el territorio nacional para que la gente pobre en los lugares más apartados pueda cobrar la ayuda del gobierno y en esa misma cuenta puedan recibir remesas y mantener sus ahorros con rendimientos y garantía de seguridad.

Todos estos programas sociales se van a financiar de la liberación de muchos fondos del presupuesto porque “se va acabar la corrupción y no habrán lujos en el gobierno, no van aumentar los impuesto en términos reales, más allá de la inflación y tampoco se van a crear nuevos impuestos ni aumentar la deuda pública”.

Aplicará una república de austeridad republicana, no habrá nepotismo, influyentismo, ni ninguna mala práctica de la política porque será transparente la nómina de servidores públicos, en la que los ciudadanos podrán consultar cuánto ganan. Se transparentarán los bienes, empezando por el presidente, su familia y familiares cercanos.

El gobierno federal y las secretarías de descentralizarán para ubicarse en los estados del país, sin afectar a los trabajadores al servicio del estado.

Acabará con la impunidad reformando el articulo 108 para juzgar al presidente en funciones por cualquier delito que cometa, igual que a cualquier ciudadano.

Se convertirá en delito grave y sin derecho a fianza la corrupción, el robo de combustible, portación de armas, falsificación de facturas para la evasión fiscal, la compra de votos y el uso de presupuesto para favorecer a candidatos o partidos.

Conectará al país con Internet utilizando la infraestructura de las líneas de la CFE, pues dijo que “es una vergüenza que solo el 25% del país tenga conectividad de Internet” y que éste será gratuito en carreteras, plazas, publicas, escuelas y centros de salud.

Aseguró que en tres años quedará solucionado el problema de saturación del aeropuerto de la Ciudad de México.

Los aumentos al salario mínimo nunca se fijarán por debajo de la inflación “como ha sucedido en estos 36 años del periodo neoliberal”, aseguró López Obrador.

El primer domingo de julio del 2021 habrá una consulta de revocación de mandato para saber si continúa o renuncia a la presidencia.

Invitó a la gente para que se sumen a todos estos compromisos y adelantó que cada año el informe de gobierno será en el zócalo de la ciudad de México para que se repasen los cien compromisos y medir sus avances. Si mejora o empeora la situación social, tomar los acuerdos más convenientes para el país.

“Les necesito, conozco la historia, cuando gobernantes revolucionarios cometen el error de separase del pueblo, no le va bien, gente buena que se ha ido quedando sola por no tener la comunicación con el pueblo, yo les necesito porque como decía Juárez, con el pueblo todo, sin el pueblo nada”. “Con humildad les digo me tengan confianza y estoy seguro que no me van a dejar solo y les digo no me dejen sola porque sin ustedes no valgo nada o casi nada”, dijo visiblemente emocionado

“No voy a fallarles, primero muerto que traicionarles, mejor pensemos que por encima de todo vamos a salir bien, actuemos con optimismo y alegría porque tenemos la dicha de vivir tiempos interesantes, estamos ante un momento estelar ante la historia porque entre todos empezamos a construir la justicia y la felicidad que nuestro pueblo merece y una nueva vida para nuestra gran nación que viva México, viva México!” puntualizó para enseguida entonar el Himno Nacional Mexicano interpretado por la Orquesta Sinfónica Nacional.

TAGS EN ESTA NOTA: