compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- La directora general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, se abstuvo de explicar la triangulación de recursos para viajes de seleccionados a competencias, esto durante su comparecencia ante la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados.

Guevara Espinoza dijo, de entrada, que compareció por voluntad propia, porque la cita que se le hizo estuvo mal fundamentada y que solo asistió para hablar del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) y las becas.

“Los demás temas quedan fuera de esta comparecencia”, pero ante la intervención del diputado Miguel Riggs, quien insistió con el tema de los gastos triangulados, ella interrumpió para reiterar esa postura, pues de lo contrario “me retiro”.

Ana Guevara argumentó que las cuatro carpetas de investigación que lleva la Secretaría de la Función Pública le impiden profundizar en el tema, por secrecía y porque además del debido proceso, se rige a través del área de crediticios y “no tengo facultad de darle información de manera directa ni a usted ni a la Comisión”.

Una de las investigaciones es en torno a probables actos de corrupción del fideicomiso, otra es la presunta usurpación de funciones, también probable conflicto de intereses y presunta colusión de servidores públicos de la Conade con dos empresas privadas que presuntamente fueron beneficiadas.

De esta forma, la directora de la Conade centró sus respuestas en el tema de las becas y aseguró que las mismas están apegadas a reglamento, el cual ya estaba desde que llegó.

El diputado Ernesto Vargas, presidente de la Comisión del Deporte, argumentó que el otorgamiento de las becas no es parejo y citó como ejemplos al competidor de paranatación Cristopher Tronco y la taekwondoín Fabiola Villegas, quienes, como otros, tienen resultados extraordinarios para merecer una beca mayor a los dos mil pesos mensuales.

“¿Por qué es partícipe en la subjetividad de las becas?”, cuestionó Vargas Contreras, en tanto Riggs abonó que la nadadora Melisa Rodríguez tiene, en 50, 100 y 200 metros de pecho, mejor proyección que Liliana Ibáñez, pero no tiene la misma beca que esta última de 30 mil pesos mensuales.

Guevara Espinoza justificó que con Ibáñez “por primera vez puede haber una finalista en (próximos) Juegos Olímpicos y no es el caso de la nadadora de Chihuahua”.

Luego de reiterar que se apega a la reglamentación para el ajuste de las becas a dos mil pesos mensuales para los demás atletas, pidió a los diputados legislar, porque hay muchos vacíos en la Ley General de Cultura Física y Deporte.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: