Tres mil restos humanos  encontrados en el ejido San Antonio el Alto en Coahuila fueron trasladados al laboratorio de genética para poder obtener un perfil genético y cotejarlo con familiares de personas desaparecidas, así lo informó la Fiscalía General del Estado.

A través de un comunicado, la dependencia confirmó que fueron 3 mil y no 5 mil los restos hallados, como lo había dicho el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

Luego de recabar diversas versiones de testigos, los restos óseos fueron encontrados en el ejido perteneciente al municipio de Matamoros.

En la zona también fueron encontrados casquillos, ropa y dientes, informó el colectivo de búsqueda de personas desaparecidas Víctimas por sus Derechos en Acción (VIDA).

Con base a lo encontrado, se presume que las víctimas eran colocadas en tambos de 200 litros y les prendían fuego con gasolina, luego vaciaban los restos y los rompían con palas.

Desde 2015, esta organización ha localizado 90 mil restos óseos en menos de 40 fosas clandestinas en poblados como Santa Elena, San Antonio de Gurza, San Pedro y en Estación Claudio, de la zona de La Laguna.

TAGS EN ESTA NOTA: