compartir en:

México.-Autoridades estadounidenses colocaron una malla en el Puente Nuevo Internacional que comunica a Matamoros, Tamaulipas, con Brownsville, Texas, ante el bloqueo que mantienen en el lado mexicano alrededor de 500 migrantes.

Los indocumentados, quienes han estado más de 12 horas en el lugar, protestan por la tardanza del gobierno de Estados Unidos para darles una cita en la que presenten su solicitud de asilo.

Ante ese escenario, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza del país norteamericano envió personal para colocar una malla ciclónica con el fin de sellar la frontera.

Sumado a esto, se colocó un contingente de esa dependencia a la mitad del puente para vigilar el acceso.

Nota recomendada: Diputados aprueban en lo general y particular la ley de remuneraciones; pasa al Senado

En tanto, los migrantes, en su mayoría centroamericanos, advirtieron que no se retirarán del lugar hasta que atiendan su petición de asilo.

El sitio se vio envuelto en el caos debido a que los extranjeros le negaron el paso a los residentes fronterizos hacia Estados Unidos, y no solo a los vehículos, sino también a quienes iban caminando.

El alcalde de Matamoros, Mario López, acudió durante esta mañana al Puente Nuevo Internacional para recordar a quienes se encuentran protestando que su administración les ofreció un albergue en las instalaciones del centro deportivo Eduardo Chávez.

Destacó que, además, se les facilitó, sin costo, servicios médicos, de higiene y uso de letrinas, sin embargo los migrantes no han aceptado la ayuda debido a que han expresado que lo que quieren es cruzar a Estados Unidos.

ACV 

(Con información de Notimex)

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: