Guadalajara (México) 3 oct (EFE).- El argentino Germán Conti, defensa central del Atlas del fútbol mexicano, reconoció este sábado que ganar todos los puntos en su estadio es el pendiente del Atlas en el torneo Apertura 2020.
 

"Debemos ganar siempre que de local, es un objetivo pendiente. Es algo que hablamos en el vestuario, que a los rivales les cueste venir al estadio Jalisco; si logramos eso vamos a llegar lejos en el torneo, es cuestión de enderezar ese rubro", señaló Conti a Efe.

El Atlas, decimotercero en la tabla del campeonato mexicano, ha obtenido dos triunfos en seis juegos efectuados en casa, donde este sábado recibirá al Necaxa, penúltimo de la clasificación.

Los Rojinegros recurrieron el ems pasado al técnico argentino Diego Cocca en sustitución del mexicano Rafael Puente del Río. Con el nuevo estratega el cambio se ha traducido en 11 puntos de 21 posibles, sin embargo, Conti cree que aún pueden mejorar para aspirar al título, ya que se fortalecieron a partir de la defensiva.
 

"Con Cocca replanteamos el orden defensivo y luego nos hemos ido soltando al tener la pelota que era lo que nos estaba fallando más, porque en la zona baja mejoramos, nos entregamos en el esfuerzo y empezamos a colgar el cero en nuestra portería y de ahí tomamos confianza para sacar mejores resultados", agregó.

Desde la llegada de Cocca al banquillo, el equipo ha recibido seis goles en siete partidos, lo que Conti resume como el trabajo positivo con el estratega a partir de un orden en el que se han sentido cómodos.
 

"Nos hemos sentido cómodos en la defensa, eso hace que nos entendamos más y al mismo tiempo se refleja en los partidos, hay un orden y una cohesión de líneas. Hay que seguir en ese camino, construir desde abajo, pero lo cierto es que el cambio en Atlas no ha sido sólo en la defensa, sino en términos generales en las diferentes zonas del campo", dijo.

Conti, nacido en 1994, fue una de las figuras recientes de Colón de Santa Fe de la liga Argentina. Fue capitán de este equipo a los 20 años y en el 2018 se catapultó al fútbol portugués con el Benfica, en el que participó apenas en cuatro partidos de liga y tres de Champions League.
 

"Empezaron a aparecer las lesiones, en el muslo y en el pie, fueron momentos duros, tenía dos centrales de jerarquía adelante de mí aparte. Decidí salir porque ahí no estaba mi lugar. Al principio fue un sueño, jugué incluso Champions League pero después no me daban la oportunidad de ganarme un lugar. El tiempo dirá si tendré una revancha", concluyó.

 

TAGS EN ESTA NOTA: