compartir en:

La cantante confesó para la edición británica de la revista "Vogue", que tras el atentado vivido durante uno de sus conciertos en Manchester, no puede hablar de ello sin derramar lágrimas.

Debido al ataque terrorista, "Muchas personas han sufrido graves y tremendas pérdidas", declaró la interprete de “Side to Side”

Ha pasado un año desde que la tragedia ensombreció el brillo de la cantante estadounidense, quien en una de sus presentaciones en tierra británica, fuera víctima del terrorismo.

El 22 de mayo del año pasado, al finalizar su presentación un sujeto arremetió contra los presentes con arma de fuego, acto que provocó 22 decesos y varios heridos.

La artista asegura que "ni siquiera debería hablar" de ello ya que no se compara con lo que sus fans y las familias han vivido.

Hace dos semanas, con motivo del primer aniversario luctuoso de estás víctimas, a través de redes sociales la cantante mostro un tatuaje que se había realizado recientemente detrás de la oreja. La figura es la de una abeja, la cual simboliza el pasado industrial de Manchester, como tributo a las vidas perdidas ese fatídico día.

La portada de la edición de “Vogue” para Gran Bretaña, dedicada a la artista estadounidense, ha causado revuelo, ya que luce con un look completamente diferente al habitual, donde se realza su cabello suelto y sus ojos casi sin maquillaje.

En la cubierta de la revista, así como en le interior se puede a preciar a una mujer casi al natural, acto que sus fans han aplaudido y aseguran que está “irreconocible”

DRA

TAGS EN ESTA NOTA: