compartir en:
Video Embed: 

Por Maricela de la Cruz

@Mari_DCR

Un mensaje de tolerancia hacia las diferentes preferencias sexuales es lo que presenta “Hazlo como hombre”, filme dirigido por Nicolás López, en el que participa Ariel Levy Dor, histrión chileno que demuestra en la cinta sus habilidades para seducir.

A través de “Julián”, un chef reconocido a nivel internacional, Levy Dor es el “culpable” de sacar del closet a “Santiago”, interpretado por Alfonso Dosal, quien tendrá que enfrentar las actitudes de sus amigos que tratan de “curarlo” de su homosexualidad.

Respecto a su personaje, Levy aseguró estar feliz por actuar en esta película, la cual es su carta de presentación en las producciones mexicanas; él ha participado en diversas películas en su tierra natal donde ha tenido gran éxito.

“Observé muchas entrevistas de presentadores y actores que viven en Miami, porque mi personaje tiene una acento neutro. Tuve clases con un chef para cocinar en algunas escenas; es el arte más difícil porque yo no conozco nada. El personaje es bastante seductor”, afirmó el actor en entrevista con Diario de México respecto a cómo se preparó para interpretar a su personaje.

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

Aunque en la pantalla grande podemos ver a un personaje totalmente liberal, carismático y muy coqueto, Levy confesó que se identifica muy poco con “Julián”, ya que él no es poliamoroso; sin embargo, hay algo que comparte con su papel: disfruta de hacer ejercicio y no tiene problema en mostrar su cuerpo, pero sin ser tan exhibicionista como “Julián”.

En “Hazlo como hombre”, el chileno también comparte créditos con Mauricio Ochamann y Aislinn Derbez; sobre trabajar con ellos se lleva una grata experiencia. “Me sentí increíble, no conocía a ninguno de los chicos, pero sé que ellos son muy conocidos. La verdad me llevé una sorpresa muy grata, hicimos muy buena química. Fue una experiencia increíble; es uno de los rodajes que he disfrutado al máximo”, confesó.

Después de varios años de trayectoria artística, la cual inició a los 19 años de edad con la cinta “Promedio Rojo”, Levy siempre se mantiene con los pies en la tierra; su secreto es no perder la capacidad de asombro. “Trato de no perder la capacidad de asombro, porque cuando uno se acostumbra a lo mágico, creo que ahí uno pierde el piso; se vuelve déspota”, aseveró. Pocos sueños le quedan por cumplir a Ariel, quien ha demostrado que con responsabilidad y esfuerzo se puede llegar al éxito.

 

TAGS EN ESTA NOTA: