compartir en:

México- La Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León informó que actualmente el polvo del Sahara no representa riesgo en el incremento de las concentraciones de partículas en la entidad, luego de que organizaciones previeran que éstos afectarían este fin de semana la calidad del aire de la Zona Metropolitana de Monterrey. 

La dependencia estatal declaró que esta información se desprende de publicaciones realizadas por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), que cuenta con un modelo de simulación del comportamiento del fenómeno, y ofrece imágenes satelitales para observar su movimiento desde el océano Atlántico a América. 

Asimismo, por el pronóstico meteorológico del Servicio Meteorológico Nacional, y de las mediciones que llevan a cabo las 13 estaciones de monitoreo del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) de Nuevo León sobre las tendencias de las concentraciones de partículas de micras (PM10 y PM2,5). 

En su cuenta de Facebook, la dependencia estatal, precisó que las condiciones de calidad del aire en la citada zona se deben a las fuentes locales y a las condiciones meteorológicas que prevalecen, las cuales son muy favorables, ya que la presencia de vientos y humedad existentes permiten una buena dispersión de los contaminantes. 

Detalló que partículas muy finas de polvo y otros materiales se dispersan desde el desierto del Sahara, debido a que los vientos alisios (del este) viajan a más de siete mil 500 kilómetros. 

El polvo del Sahara está compuesto por arena y aerosoles dispersos – los cuales contienen además de material mineral, bacterias, hongos y virus-, que se generan en tormentas que se forman al Occidente de África. 

Este fenómeno meteorológico puede provocar disminución en las lluvias sobre las regiones en las que se mueve en grandes cantidades, de hecho, podría inhibir la formación de ciclones tropicales. 

Aseguró que las condiciones del Polvo del Sahara se presentan con mayor intensidad en verano, la cantidad de arena desplazada depende de la magnitud de las tormentas en el desierto africano. 

Por ello, la dependencia llamó a los habitantes de la entidad a mantenerse informados sobre la calidad del aire en la Zona Metropolitana de Monterrey en la página aire.nl.gob.mx, y en las aplicaciones para dispositivos móviles. 

TAGS EN ESTA NOTA: