compartir en:

Erick Uriel Sánchez Sandoval, mejor conocido como “La Rana”, y quien fuera detenido la tarde de ayer, no coordinó el destino de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre de 2014, aseguró Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez​.

Luego de su captura en Cocula, Guerrero, agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), lo trasladaron a las instalaciones de la dependencia antes mencionada, a fin de que rindiera su declaración ante agentes del Ministerio Público. Erick Uriel está vinculado en la desaparición de los estudiantes de la Normal Superior de Ayotzinapa, por lo que se presume, podía conocer el paradero de los jóvenes.

“Es un personaje de poca monta, de acuerdo con el expediente. Si acaso es una persona vinculada con Guerreros Unidos en una estructura simplemente de halconeo. No estamos ablando de una persona que efectuara un papel de coordinación, que diera instrucciones o que incluso haya planeado el destino final de los estudiantes”, afirmó Patrón en entrevista con Carlos Loret de Mola.

NOTA RELACIONADA: Trasladan a la SEIDO al sujeto vinculado con caso Ayotzinapa

Del  mismo modo, aseveró que aún hay detenciones pendientes que podrían ser consideradas de mayor relevancia, como es el caso de Alejandro Tenescalco, a quien se ha ubicado como uno de los comandantes encargados de la dirección del grupo conocido como “Los Bélicos” en la policía de Iguala, quien también está vinculado en la desaparición de los normalistas.

Por su parte, el abogado de los familiares de los jóvenes desaparecidos, Vidulfo Rosales, señaló la captura de “La Rana” como irrelevante, contrario a como lo ha hecho ver la Procuraduría General de la República.

“La detención de Erick Uriel es importante en la teoría del basurero de Cocula y hemos visto que esa línea de investigación no ha llevado a nada; esta no es una detención tan importante como dice la PGR […] Para los efectos para presentarlo como una detención que va a desatar el nudo de donde están los estudiantes, no es tal”, aseguró mediante una entrevista concedida al periodista Ciro Gómez Leyva.

Cabe señalar que en versiones anteriores, se dijo que los cuerpos de los estudiantes fueron calcinados al interior de un basurero ubicado en Cocula, Guerrero, mismo lugar donde ocurrió la detención de “La Rana”. No obstante, mecanismos internacionales han descartado estos señalamientos, pues afirman, no se sostiene científicamente.

Rosales, resaltó que la participación del imputado no cobra relevancia, a no ser que en la declaración que brinde a las autoridades correspondientes, surja una referencia que ayude a dar con la ubicación de los jóvenes.

“Es probable su participación pero lo que nos dicen los peritajes científicos es que no hay certeza de que pudo haber ocurrido un incendio, se pone en duda esa tesis, además de que hay datos de que los detenidos sufrieron malos tratos y tortura”, aseguró.

TAGS EN ESTA NOTA: