compartir en:

Una mujer de aproximadamente 30 años de edad, fue asesinada y abandonada en el municipio de Zacatlán, Puebla, el sábado pasado sobre la autopista de Tlaxco-Tecojotal. Las autoridades no encontraron señales de tortura en su cuerpo.

La víctima identificada como Giselin López, quien tenía seis meses de embarazo, fue hallada sin vida entre el cruce de la ya mencionada autopista y la carretera federal de Zacatlán-Huachinango.

De acuerdo con el portal de Sin Embargo, la mujer tenía diversos tatuajes en su cuerpo, uno en el pecho con el nombre de Lucina, en la espalda el apellido López, un corazón y un ángel. Sin embargo, los oficiales no encontraron alguna señal de tortura, por lo que suponen que la fallecida fue privada de su libertad y arrojada en el sitio.

Tras el aviso, elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegaron al lugar para iniciar con las averiguaciones correspondientes.

Fuentes extraoficiales mencionaron que la víctima era un elemento de la Policía Municipal de la entidad, y debido a esto, se le pidió a sus compañeros que durante el entierro no podían portar su uniforme ni llevar patrullas oficiales.