Las personas heridas y muertas en asaltos en microbuses y camiones del transporte público han ido en aumento. En lo que va del año al menos tres personas han muerto en atracos e igual número de presuntos delincuentes fueron abatidos por la policía durante los asaltos.

También se han incrementado los casos donde los pasajeros toman la justicia en propia mano y arremeten contra los delincuentes a golpes o con armas de fuego.

Según estadísticas de la PGJ, este año se han registrado un promedio de dos denuncias diarias por robo a pasajero abordo de microbús con y sin violencia.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, en 2016 se registró una disminución en la incidencia de este delito, algo que por como van las cosas en 2017 no parece se repita. 

TAGS EN ESTA NOTA: