Ciudad de México.- A menos de un mes de presentarse el segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, aún está en duda dónde se realizará la ceremonia oficial.

Debido a la pandemia de COVID-19 y que en el recinto de San Lázaro sería imposible guardar la sana distancia de 628 legisladores, entre los 500 diputados y 128 senadores, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, indicó que este lunes se empezarán a analizar las posibles sedes alternas para recibir el informe.

“Es una sesión de Congreso General, es decir, diputados y senadores juntos, entonces ahí hay varias posibilidades. Una de ellas es que tengamos una sede alterna, en un lugar mucho más amplio, como el Auditorio Nacional o incluso la posibilidad de acondicionar el Zócalo”, indicó el legislador.

Hasta el momento, las propuestas que se contemplan son adaptar el Zócalo de la Ciudad de México y el Auditorio Nacional y sería una ceremonia híbrida donde los asistentes estén personalmente o a través de videoconferencias.

“El lunes vamos a tener una reunión y vamos a revisar en primera instancia qué han hecho los otros congresos en el mundo. La idea que tenemos es establecer esquemas semipresenciales, o sea, que no sea completamente virtual, sino que sean esquemas mixtos, donde haya presencia de los diputados y quienes no puedan hacerlo o la mayoría de ellos a través de la videoconferencia”.

Sin embargo, el pasado 6 de agosto, el mandatario mexicano confirmó que el 1 de septiembre enviará por escrito al Congreso de la Unión su segundo informe de gobierno y dará un mensaje a los ciudadanos desde el Patio Central de Palacio Nacional y será transmitido a través de medios de comunicación convencionales y redes sociales.

TAGS EN ESTA NOTA: