compartir en:

Por Carlos Meraz

Hace 75 años, las tropas de la antigua URSS liberaron Auschwitz,  el campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi, ubicado en territorios polacos ocupados durante la Segunda Guerra Mundial.

Auschwitz es el lugar donde fueron cometidos más asesinatos en masa en la historia de la humanidad. Según diferentes fuentes, ahí llegaron a estar internadas 1,3 millones de personas, de las cuales murieron 1,1 millones, el 90 por ciento de ellos de origen judío. 

Los prisioneros fueron asesinados en los crematorios, fallecieron debido a las condiciones inhumanas de trabajo, hambre, frío, epidemias o experimentos médicos.

LA FÁBRICA DE LA MUERTE
De los 1.3 millones de reclusos 234 mil eran niños. El día de la liberación de Auschwitz, el 27 de enero de 1945, sólo quedaban 611 niños.

“Fue una maquinaria de dolor no sólo contra el pueblo judío sino contra la humanidad. Era la fábrica de la muerte, la sede del genocidio que muestra la capacidad de odio del ser humano.

“Que culminó en el Holocuasto con el exterminio de seis millones de judíos y otros cinco millones más, entre gitanos, homosexuales y con alguna discapacidad física”, advirtió Bruno Chávez, conferencista e investigador del museo Memoria y Tolerancia. 

Actualmente tan sólo en Israel, destacó, se tienen contabilizados a 192 mil sobrevivientes del genocidio en Auschwitz.

“A México llegaron unos dos mil sobrevivientes y ahora hay vivos unos 88 sobrevivientes en nuestro país”, advirtió Chávez.

UNA HERIDA A LA HUMANIDAD
En el museo MyT para la conmemoración de los 75 años de Auschwitz, el próximo lunes, se contará con la presencia de Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; Mónica Maccise Duhaye, titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; Giancarlo Summa, director del Centro de Información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México; Frédéric Vacheron Oriol, representante de la Oficina de la UNESCO en México; un mensaje grabado de Antonio Guterres, secretario general de la ONU; Eva Lijtszain Chernisky, presidenta de Yad Vashem México y  Marcos Shabot Zonana, presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México.

También se escenificará la obra El Ángel de Varsovia sobre la vida de Irena Sendler, quien salvó la vida de más de 2 mil 500 niños judíos del ghetto de Varsovia.

En el vestíbulo del museo MyT se montarán las obras de Miriam Buba Stillman, sobreviviente del Holocausto.

TAGS EN ESTA NOTA: