compartir en:

Ciudad de México.- El secretario general de Gobierno de Nuevo León, Manuel González, señaló que los homicidios registrados ayer en la entidad son parte del fuero común y descartó tajantemente que sean producto de una crisis de seguridad, por lo que dijo, no existe una situación alarmante en el estado.

Detalló que al menos cinco muertes fueron por pleitos familiares y problemas personales, mientras que otras cuatro fueron ligadas al crimen organizado y uno más está siendo investigado debido a que el cuerpo se encuentra en estado de descomposición desde hace varios días.

"Habrá que estar tranquilos, desafortunadamente ayer, por razones que se dan en la propia sociedad, de las 10 defunciones reportadas, cinco de ellas son del fuero común, pleitos familiares o problemas personales propiciaron eso, de los otros cinco, cuatro tienen que ver con delincuencia organizada y dos de ellos fueron de personas lesionadas días anteriores que fallecieron ayer, es decir, sólo dos de la delincuencia organizada tuvimos ayer”, refirió en entrevista con un medio de circulación nacional.

"Ninguna muerte, ningún fallecimiento será nunca bueno en una estadística, siempre es malo, pero bueno, no tienen que ver con la delincuencia organizada, no es motivo de alarma, hay que hacer una revisión de lo que está sucediendo en los problemas familiares que sí son muy serios", abundó.

Nota recomendada: Asesinan a balazos a la periodista tabasqueña Norma Sarabia; vivía con miedo por amenazas

En ese sentido, adelantó que el próximo viernes al mediodía habrá una reunión de seguridad encabezada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, la cual se realizará en la Séptima Zona Militar con municipios y demás autoridades para tratar el tema.

El funcionario lamentó que estos casos se den en la demarcación, ya que según él venían de dos semanas sin tener muertes.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: