Por Danilo Díazgranados

Luego que en mayo Avianca, una de las principales aerolíneas del continente, se acogiese a la Ley de Bancarrota en Estados Unidos, ante la crisis sanitaria por el COVID-19, la preocupación se apoderó de los miles de sus trabajadores en la región y en diversas partes del mundo.

De hecho, una de las propuestas que la aerolínea hizo a su plantilla de colaboradores fue la de no percibir salario alguno por un periodo entre 3 y 12 meses. No despidió a ninguno de ellos, solo se puso sobre la mesa un plan de retiro voluntario para aquellos con contratos a término fijo. Al final, se redujeron salarios y beneficios de mutuo acuerdo. 

En resumidas cuentas, pese a las circunstancias, se ha hecho lo posible por preservar los puestos de trabajo de Avianca. La empresa genera unos 21 mil empleos, 11 mil de los cuales son directos. Además, tiene una cadena de servicios conformada por más de 1.240 proveedores colombianos. 

Pero, recientemente, el gobierno de Colombia, considerando lo beneficioso que es para el país y su economía el que Avianca lleve a cabo un proceso de reestructuración y pueda mantener sus operaciones, decidió otorgarle un crédito de 370 millones de dólares para que pueda continuar con sus operaciones. El financiamiento tendría vigencia hasta noviembre de 2021.

La transacción, a través de la cual Avianca dispondría de los recursos que le permitirán mantener un colchón para reiniciar operaciones, está amparada bajo la figura de Deudor en Posesión, la cual está prevista bajo el Capítulo 11 del Bankruptcy Code de Estados Unidos, según lo expresado en un comunicado del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Avianca es la aerolínea más grande de Colombia. Posee una participación en el mercado local del 45,5% del total de todos los pasajeros transportados durante el año 2019. Tiene operaciones en más de 75 países, lo que la hace una de las empresas de mayor repercusión para la economía de esa nación. Por otra parte, 31,6% del mercado de transporte de carga de ese país vuela en sus alas.

A pesar de las críticas de algunos sectores, su rescate, sin duda alguna, es una excelente noticia para los trabajadores, proveedores y usuarios de la empresa, la cual se prevé surque nuevamente los cielos a partir de este mes. La pregunta es: ¿correrán con la misma suerte otras aerolíneas en la misma situación que Avianca? Veamos…

En mayo, LATAM Airlines Group también presentó una solicitud "para reorganizarse bajo la protección del Capítulo 11" de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos. Sin embargo, el 27 de agosto su situación dio un giro: la aerolínea chileno-brasileña comunicó que a partir de este mes volverá a abrir las rutas internacionales desde Santiago de Chile hacia Montevideo, Nueva York y Los Ángeles. 

Se trata de una paulatina reapertura de sus operaciones, tras suspender 95% de sus vuelos en marzo a consecuencia del coronavirus. También anunció que tendrá mayor presencia en América Latina. En Chile, incorporará 11 rutas con la idea de alcanzar 35 frecuencias diarias dentro del territorio. En Brasil espera pasar de 171 a 243 vuelos diarios entre 44 destinos; en Perú serán siete destinos operados desde y hacia Lima; y en Ecuador incrementará 50% las frecuencias semanales respecto a agosto.

En México, también en mayo, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, aseguró que las aerolíneas Aeromar, Aeromexico, VivaAerobus e Interjet, las cuales atraviesan problemas económicos por la interrupción de sus operaciones, seguirán volando y fortaleciendo la conectividad aérea en el país después de la pandemia. “Seguiremos teniendo a nuestras aerolíneas fuertes y sólidas”, dijo. 

Mientras tanto, la ecuatoriana TAME será liquidada por el gobierno de Lenín Moreno. Sin embargo, sus problemas no son nuevos. La aerolínea estatal acumuló pérdidas por más de 400 millones de dólares en 5 años, es decir, mucho antes de la crisis sanitaria. Con la pandemia, pasó a integrar la lista de las compañías que desaparecerán en Ecuador.

¿Y el resto de las aerolíneas del continente? Ya se verá…

Imagen de danilo.diazgranados

Danilo Díazgranados

Especialista en temas financieros, económicos y de emprendimiento.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México