EFE

BILBAO.- Los internacionales Ever Banega y Munir El Haddadi remontaron al Athletic Club en San Mamés para apuntalar, y casi asegurar, la posición de Champions League del Sevilla y acabar con buena parte de las ilusiones bilbaínas de jugar la Europa League.

Fue un gran partido de los de Julen Lopetegui, que no merecieron ni irse en desventaja al descanso con un gol de Ander Capa, el tercero que marca esta temporada, ayudado de un rechace que le cayó a los pies.

Arrancó mucho mejor el Sevilla, que acaparó la posesión hasta por encima del 80 por ciento del tiempo en un primer cuarto de partido excelente de los de Julen Lopetegui, a los que solo les faltó el gol en ese tramo inicial con Suso y Banega mandando sobre el césped.

Tras un primer aviso con dos disparos ingenuos de Vesga, aunque el segundo le salió ajustado al palo, en otro lanzamiento tímido del centrocampista alavés se fraguó el 1-0. En el que Capa definió con rotundidad un balón afortunado tras un rebote en Koundé.

La segunda mitad comenzó con una nueva ocasión bilbaína producto de una disputa aérea con Koundé por medio. Esa vez también Navas y, por parte del Athletic, Dani García. El balón le cayó a los pies a Córdoba, que remató muy centrado a la posición de Bono.

Respondió el Sevilla y esta vez con dos buenas ocasiones y protagonismo de Unai Simón. En la primera, despejó mal un buen disparo de Suso, pero Reguilón se lió en un rechace al que llegó ya muy exigido; y en la segunda el meta local hizo una de esas paradas espléndidas que acaban dando puntos al final de la temporada. En esta ocasión a un remate casi a bocajarro con el que Ocampos finalizó como pedía una buena apertura a banda de Navas con posterior centro de Jordán.

Ya con los primeros cambios, claves, de Lopetegui, a la tercera fue la vencida. Una falta discutible de Dani García a Munir dio a los visitantes una ocasión inmejorable que Banega, con la clase que acostumbra, no desaprovechó en el golpe franco directo que lanzó donde no estaba Simón.

Le cayó un balón al borde del área a Muniain en la jugada posterior, pero el Sevilla estaba desatado tras un tiple remate en el área local, devuelve el despeje al área perfecto para que Munir concrete la remontada.

Intentó Muniain evitar lo inevitable, pero se encontró con Bono en mejor de sus opciones, una gran jugada ante Fernando; e Iñigo pidió que se le revisase un claro agarrón. No lo consiguió y ahí se le fueron al Athletic sus opciones en el choque. Y posiblemente de meterse en competición continental.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: