compartir en:

BARCELONA.- Los blaugrana pasaron un susto en el derbi ante Girona y con un jugador menos, rescataron el empate a dos, que les permite mantenerse en la cima del torneo con los mismos 13 puntos que Real Madrid, pero con mejor diferencia de goles.

Lionel Messi abrió el marcador al minuto 19, al hacer efectiva una asistencia de Arturo Vidal, con un disparo de zurdo, en lo que pintaba para ser un día de campo para los campeones de España, pero su rival catalán les plantó cara y por poco les roba los tres puntos.

Un factor que ayudó al Girona para iniciar con el intento de hazaña fue la expulsión del zaguero galo Clement Lenglet, por un codazo sobre Christian Stuani, tarjeta roja que se decretó con la ayuda del video arbitraja (VAR).

Antes de ir al descanso, el propio Stuani fue el encargado de anotar el 1-1, en una jugada en la que el delantero uruguayo se quedó con un rebote y tras aferrarse al balón, logró mandarlo a la red.

Barcelona

Christian Stuani se puso la capa de súper héroe al marcar el 2-1 en el inicio de la segunda mitad, con un disparo de fuera del área para vencer al portero alemán Marc-Andre Ter Stegen, en una voltereta que no se podía creer en la cancha del Camp Nou.

Con todo en contra, el conjunto culé se lanzó por la igualada y la consiguió por conducto de Gerard Piqué, quien remató de cabeza para marcar el 2-2 definitivo al minuto 62, y por lo menos salvar al Barcelona de perder en casa contra el débil Girona.

Un día antes, el otro equipo catalán, el Espanyol, le complicó el partido a un Real Madrid, que apenas le pudo ganar 1-0 con una solitaria anotación de Asensio, que en la combinación de resultados, sirvió para que los merengues empataran al Barcelona en el liderato.

No podrán ir a Miami

Barcelona y Girona se volverán a encontrar en la jornada 21, en un duelo que pretendían jugar en Estados Unidos, pero la Federación Española de Futbol le negó el permiso a La Liga, para la realización del partido en Miami, por falta de documentación.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: