SEVILLA.- El futbol regresó con el derbi andaluz en el que Sevilla se impuso 2-0 al Betis, en partido celebrado a puerta cerrada en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Los mexicanos Andrés Guardado y Diego Lainez comenzaron en la banca y, a pesar de los cinco cambios, el único que ingresó en la segunda mitad fue el canterano americanista.

Fue notable la diferencia de puntos entre un equipo que tiene un lugar asegurado en la próxima Champions League y otro que no tiene nada por pelear, y la escuadra local se quedó con la victoria sin complicaciones.

Una dudosa falta dentro del área de Marc Bartra sobre Luuk de Jong abrió el camino del triunfo. Lucas Ocampos abrió el marcador desde los 11 pasos al minuto 56.

Al 62’ el propio Ocampos habilitó a Fernando, para el 2-0 definitivo que permitió al club de Julen Lopetegui afianzarse en el tercer lugar con 50 puntos, mientras que los albiverdes se quedaron con 33 unidades en sitio 12, más cerca de la zona roja a sólo ocho unidades del Mallorca.

Lainez fue el segundo cambio del técnico Rubi, y tuvo media hora para probarse y lo hizo bien, cuando tuvo oportunidades intentó encarar, con algunos chispazos del futbol que mostró en América y que lo llevó a Europa.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: