compartir en:

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, continúa mostrando signos de mejoría en su salud, de acuerdo a reportes de personal médico del Hospital Vila Nova Star, al sur de esta ciudad, y el vocero presidencial anticipó que ante esa situación el mandatario podría regresar a su cargo el viernes.

Lo médicos señalaron en su informe que Bolsonaro continúa con alimentación por vía intravenosa y, que a través de un tubo, introducido por la nariz, elimina el aire y las secreciones del estómago. Por la mañana el ejecutivo brasileño realizó una caminata en el hospital, de acuerdo a un despacho informativo del diario O Globo.

El especialista Antonio Luiz Macedo explicó que el paso de dieta líquida y el complemento de nutrición por vena sanguínea es un proceso usual después de una operación para corregir una hernia incisional, donde la manipulación del intestino ocasiona su paralización, pero tras drenar el aire y líquido acumulado reanuda su movimiento.

El sitio digital oglobo.globo.com detalló que la toma de aire, sumada a la situación antes mencionada, origina distención abdominal, por lo que pasada esta etapa sigue la dieta a base de agua, te, gelatina y caldo ligero por dos días. Según consideraciones de los médicos, la recuperación del paciente podría llevarse entre siete y 10 días.

Sin embargo, el vocero presidencial, Otávio Rego Barros, indicó que se prevé que el mandatario reanude actividades mañana viernes, incluso desde el nosocomio donde se realizó la cirugía, la número cuatro desde que fue atacado el 6 de septiembre de 2018, en un acto proselitista en la ciudad de Juiz de Fora, por Adelio Bispo de Oliveira, quien fue detenido en el lugar.

Nota recomendada: EUA ofrece recompensa de cinco mdd por líderes terroristas de Al Qaeda

Por la agresión el entonces candidato presidencial fue intervenido quirúrgicamente de urgencia, debido a que presentaba hemorragia interna, daño en el intestino y lesión grave en el hígado. Debido a su cuarta operación, el vicepresidente Hamilton Mourao se ha mantenido al frente de la presidencia.

Por otra parte, el juez Bruno Savino, en Juiz de Fora, estado de Minas Gerais, determinó que por “un relevante valor histórico”, el arma blanca con la que fue apuñalado el mandatario se exhibirá en un Museo Criminal de la Policía Federal de Brasilia, toda vez que existe “un interés en su conservación en pro de la historia política reciente del país”.

En opinión del impartidor de justicia, el cuchillo representa la “violencia sufrida por el presidente” y “sobre todo, simboliza, a partir de una óptica más amplia, la agresión contra el propio régimen representativo y democrático de derecho”, de acuerdo a un reporte del sitio digital actualidad.rt.com.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: