compartir en:

Para poder pagar el costo de capacitación en materia de atención hospitalaria, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Mazatlán, tuvo que ofrecer sus servicios como lavacoches debido a la falta de recursos.

De acurdo con las declaraciones de uno de los elementos del Cuerpo de Bomberos, la actividad, además de ayudarles a juntar recursos, les ayuda a acercarse con los ciudadanos para que conozcan el equipo, las instalaciones e interactúen con los elementos que día a día trabajan para Mazatlán arriesgando, muchas veces, sus vidas. 

“Esto es porque la certificación nos va a costar… nos cuesta la credencial en dólares y el manual como en 800 pesos por alumno, somos alrededor de 30 personas las que queremos hacer el curso, nos saldría arriba de mil o mil 500 pesos por persona”, explicó para Sin Embargo uno de los bomberos.

 

TAGS EN ESTA NOTA: