compartir en:

Por Patricia Guillén

Miembros de la Fundación por la Protección del Bosque de Tlalpan solicitaron a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) incluir esta área verde como Reserva de la Biósfera Urbana dentro del Programa “El hombre y la biósfera”, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura con la finalidad de que se mantenga como Área Natural Protegida (ANP) y su mantenimiento sea acorde al Programa de Manejo.

Asimismo, exigieron la cancelación de la actividad “cultural” denominada “Bosquecinema” que efectúa una empresa llamada “Autocinema Coyote”, debido a que las actividades se dan en un horario no establecido.

Rafael Sánchez Navarro, presidente de la Fundación, indicó que su petición busca proteger el espacio público ante los cambios de gestiones. “Existe un interés por afectar el Bosque de Tlalpan para convertirlo en un Parque Urbano. Y aquí lo único que queremos es que su vocación sea un pulmón y se robustezca y dure muchos años o décadas”.

Sánchez Navarro exhortó a la titular de la Sedema, Tanya Müller, y al director de la Comisión de Recursos Naturales, José Manuel Ávila, que consideren su petición “que le conviene a la ciudad”, pues se han percatado de la tala de árboles al interior del bosque como parte de un programa de inventario y saneamiento.

A principio de año, Müller dijo que dicha decisión no fue tomada por la Secretaría sino por la Universidad Autónoma de Chapingo, quien generó una lista de vegetación enferma, motivo por el cual, hasta febrero, iban más de 300 ejemplares talados bajo el respaldo del Diagnóstico del Arbolado del ANP Bosque de Tlalpan que realizó la institución educativa.

Se trata de dos mil 214 plantas pertenecientes a 31 especies, 18 géneros y 14 familias.

TAGS EN ESTA NOTA: