compartir en:

Brasil.- La Canarinha desea culminar con broche de oro la celebración de la Copa Amèrica en su país.  

Brasil es una selección rodeada de fantasmas, en especial cuando juega en casa, donde ha tenido dos grandes tragedias, y buscará a toda costa evitar una tercera contra Perú, en la final de la Copa América 2019, que se disputará este domingo en Río de Janeiro.

La primera fue en el Mundial de 1950, en el Maracaná, cuando perdió la final contra Uruguay, en el que sería su primer campeonato, después se desquitarían y en un lapso de 20 años ganarían tres para quedarse con la Copa Jules Rimet.

La otra fue en su segunda Copa del Mundo como locales, la ‘Verdeamarela’ quería revancha en la edición de 2014, pero lo que se llevó fue su más grande humillación, al caer 7-1 ante Alemania, en la semifinal celebrada en el Mineirao de Belo Horizonte.

Contra todos los pronósticos, la selección de Perú se instaló en la gran final de la Copa América 2019 y ahora el próximo domingo tratará de romper la tradición de Brasil, que siempre conquista el certamen cuando es anfitrión.

En las cuatro ocasiones previas que el ‘Scratch du Oro’ albergó el certamen más añejo a nivel de selecciones, siempre terminó con el trofeo en mano, la primera vez sucedió en 1919 contra Uruguay, mientras que en las justas de 1922 y 1949 se impuso a Paraguay.

La ‘Canarinha’ se alzaría de nueva cuenta con el campeonato de Sudamérica gracias que fue la selección con más puntos en la fase final que disputó contra Uruguay, Argentina y Paraguay en 1989. El mítico estadio Maracaná vio a Brasil coronarse por vez primera.

 Los peruanos querrán terminar dicha costumbre y dar una sorpresa, luego de eliminar en cuartos de final al máximo ganador del certamen, Uruguay, y en semifinales echaron al último campeón en las dos últimas ediciones, Chile.

TAGS EN ESTA NOTA: