compartir en:

Al parecer, la cédula arbitral del silbante fue modificada para evitar una sanción mayor para el defensa de las Águilas

Pablo Aguilar, defensa central del América, podría ser suspendido de uno a tres partidos por “conducta violenta”, en lugar de ser castigado un año por “agresión” hacia el árbitro Fernando Hernández, el miércoles en la Copa MX.

Al final del partido en el que las Águilas fueron eliminadas por Tijuana en octavos de final de la Copa MX, el enardecido paraguayo reclamó al silbante por no agregar más tiempo de compensación e intentó darle un cabezazo; inmediatamente, el nazareno le mostró la tarjeta roja.

De acuerdo con un reportero de Fox Sports, Hernández reportó en su cédula arbitral “agresión” por parte de Aguilar, por lo que según el reglamento de la Comisión Disciplinaria de la Femexfut, el futbolista debería ser suspendido un año de cualquier torneo del futbol mexicano y pagar una multa de 36 a 450 UMAS (40 mil pesos aproximadamente).

Sin embargo, en la cédula entregada por la Comisión Disciplinaria al América y a Xolos, aparece como causal de la expulsión de Aguilar “conducta violenta” y por reglamento, el guaraní sería inhabilitado máximo tres partidos.

El caso podría complicarse pues al parecer los árbitros mexicanos estarían dispuestos a irse a huelga si Pablo Aguilar no recibe una sanción adecuada.

 

TAGS EN ESTA NOTA: