compartir en:

Por Patricia Guillén

Derivado del incremento del combustible, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) vigilará que no haya abusos en los 27 mil comercios establecidos de la Ciudad de México y con ello prevenir abusos contra los consumidores.

Durante la firma de convenio de colaboración entre la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la capital (Canacope Servytur) y la Profeco, el procurador Ernesto Nemer Álvarez dijo que emitirán requerimientos a los pequeños comercios y con ello contemplarán la creación de un decálogo de derechos del consumidor.

El funcionario federal puntualizó que la Procuraduría tiene atribuciones para verificar “a través de visitas, requerimientos de información, documentación, monitoreos o por cualquier otro medio el cumplimiento de la ley”, y los proveedores están obligados a proporcionar los datos que les sea requeridos para el cumplimiento de sus atribuciones.

Precisó que se intensificó a partir del aumento del precio de las gasolinas.

En tanto, la presidenta de la Canacope, Ada Irma Cruz, reconoció que hubo inquietud por parte de los vendedores; sin embargo, puntualizó que los agremiados a dicha cámara empresarial deberán cumplir y estar abiertos al diálogo.

De acuerdo con la Profeco, son alrededor de 26 mil requerimientos los que ya fueron enviados a diferentes sectores comerciales.

Dicho convenio de colaboración también implementará cursos de capacitación e intercambio de información, para que los comerciantes atiendan mejor a sus clientes.

“Si ustedes exigen (comercios establecidos) que se apliquen los principios generales del derecho, en consecuencia tienen que ser los primeros en conocer la ley, en el respeto entre unos y otros; por eso es necesario que se lleven a cabo estas capacitaciones para que conozcan bien la Ley del Consumidor”, resaltó Nemer Álvarez.

TAGS EN ESTA NOTA: