compartir en:

Ciudad de México.- A casi un año del sismo del pasado 19 de septiembre, alumnos de 23 escuelas en la Ciudad de México siguen tomando clases en aulas móviles, informó la Secretaría de Educación capitalina.

Esto equivale a 13 mil 994 estudiantes, quienes estudian en espacios improvisados, aparte de los cuatro mil 874 que fueron reubicados en otros planteles.

Sin embargo, Luis Fernando Domínguez Martín del Campo, titular de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, aseguró que para el próximo ciclo escolar se espera que todos los menores regresen a sus escuelas de origen.

En conferencia de prensa, detalló que de los mil 901 planteles que se vieron afectados por el sismo: nueve se reconstruyeron en su totalidad y 759 presentaron daños mayores, de los cuales 503 ya fueron terminados y 526 siguen en obra, que estarán listos en julio de 2019.

Los nueve que fueron reconstruidos estuvieron a cargo del Infraestructura Física Educativa (Inifed), al igual que otras 367 escuelas; mientras que el Gobierno de la Ciudad de México se encarga de 374 planteles, de los cuales se han concluido 229.

El costo de los trabajos han sido pagado con mil 284 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden); 582 millones de pesos del programa Escuelas al CIEN; 58 millones de pesos del programa de la reforma educativa para la atención de daños menores y 700 millones de pesos de los seguros contratados para los planteles educativos.

Aparte, la administración capitalina realizó un inversión de 339.7 millones de pesos de fondos ordinarios y 141 millones de pesos del Fondo de Aportaciones Múltiples; dinero que se ha ocupado especialmente en escuelas del Centro Histórico.

Domínguez Martín del Campo explicó que la razón detrás de las escuelas que no han podido reabrir sus puertas, es por que tienen más de 50 años de antigüedad, y están catalogadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, o porque están al lado de algún edificio histórico; situación que ha dificultado su rehabilitación.

“Los sismos nos pegaron durísimo y una decisión importante fue el determinar a los muy pocos días que no era un problema que se pudiera resolver únicamente desde la Secretaría de Educación, teníamos que involucrar a muchos otros actores, participaron las autoridades federales, locales, las delegaciones y la sociedad civil”.

Por su parte, Mauricio Rodríguez Alonso, secretario de Educación de la Ciudad de México, recalcó que la Agencia de Gestión Urbana y del Instituto de Infraestructura local cuenta con los fondos para asegurar la reconstrucción de todos los planteles de la Ciudad de México.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: