Ciudad de México.- La presencia de militares en la Catedral Metropolitana no fue una toma, sino más bien falta de comunicación entre el gobierno y la Iglesia, aclaró el arzobispo primado de México, Carlos Aguilar Retes a través de su cuenta de Twitter.

“Aclaro que no existe ninguna toma de la Catedral Metropolitana de parte de las autoridades federales, sin embargo, sí faltó la comunicación correcta con ellas para implementar los protocolos previos a los actos de las Fiestas Patrias”, publicó el prelado.

Agregó que desea una que exista una comunicación constante entre autoridades y el clero.

“Manifiesto mi deseo de que exista una comunicación constante y cordial con las autoridades para que cada una de las partes pueda desarrollar de la mejor forma las actividades que le correspondan”, precisó.

Por su parte, el padre José de Jesús Aguilar, envío un video a los medios de comunicación para explicar que lo que sucedió ayer en Catedral, es algo que año tras año ocurre previo a las fiestas patrias: un operativo para resguardar la seguridad.

“Amigas, amigos me acabo de enterar por la nota que salió a cerca de la toma de Catedral por parte del Ejército. Quiero mencionarles que durante muchísimos años el Ejército siempre ha tenido un acercamiento a la Catedral y a sus inmediaciones en los días previos al Grito para buscar la seguridad de los asistentes, así como del señor presidente”, aseveró.

TAGS EN ESTA NOTA: