A casi dos semanas del fallecimiento del actor Rogelio Guerra, su esposa, Maribel Robles, aún no sabe dónde depositará las cenizas del primer actor, ya que aunque el histrión enfrentaba varios problemas de salud, su familia no estaba completamente preparada para despedirse de él.

“Estábamos esperando a que llegara, pero aún así fue un trancazo muy fuerte, pero estamos tranquilos porque él está descansando y nosotros también”, aseguró Robles.

La viuda afirmó que la vida sin el protagonista de “Los ricos también lloran” ha tenido altibajos, ya que tras varias décadas juntos es difícil resignarse a la muerte del actor; aunque ahora están tranquilos, posiblemente en un futuro será cuando sientan más la ausencia de Guerra.

Por el momento, las cenizas del histrión estarán en su casa, pero podrían arrojarse en Cancún porque ahí vive uno de los hijos mayores de Guerra.

TE PUEDE INTERESAR: Elenco de The Big Bang Theory se despide de Stephen Hawking

MOMENTOS DIFÍCILES

Rogelio Guerra había tenido la oportunidad de despedirse de su familia en varias ocasiones por las condiciones de salud que enfrentaba; el mes pasado, cuando fue intervenido quirúrgicamente debido a problemas con la vesícula, las personas más cercanas al histrión tuvieron la oportunidad de despedirse de él, ya que sabían que podría morir en el quirófano.

Rogelio tenía Alzheimer; hace dos años sufrió una trombosis cerebral que provocó que perdiera el movimiento y la posibilidad de comunicarse mediante el habla. Con el paso del tiempo, los músculos se le debilitaron por lo que necesitaba cuidado especial que generó gastos excesivos en la familia.

Respecto a las deudas que Maribel Robles adquirió para solventar los gastos médicos del actor, afirmó que está a punto de terminar de pagar.

TE PUEDE INTERESAR: García Bernal pide a ONU detener la impunidad en México

TAGS EN ESTA NOTA: