compartir en:

MÉXICO.- A petición de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) investigará el panteón radiactivo del municipio de Temascalapa, situado a menos de 14 kilómetros de distancia del futuro Aeropuerto General Felipe Ángeles, en Santa Lucía.

En días pasados, el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), realizado para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), informó que no se tenía conocimiento de la existencia de el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (CADER), ubicado en el centro acuífero Cuautitlán- Pachuca, por lo que no había sido incluido en el reporte de impacto ambiental.

Ante el hecho, Juan Antonio Medina Austria, integrante de la Asamblea, envió una carta al rector de la UNAM, Enrique Graue, donde le externa la inquietud que la población que consume agua del acuífero, debido al funcionamiento desde hace décadas de este centro de desechos radiactivos, por lo que le solicitó a la máxima casa de estudios realizar estudios de agua, tierra y aire.

Asimismo, Medina Austria informó que se había pedido a la Secretaría de Energía (Sener) dar a conocer el inventario de los materiales radiactivos que estaban en el Cader, sin embargo, la petición fue rechazada por cuestiones de seguridad nacional.

En días pasados, la Sener señaló que en ese terreno están almacenadas toneladas de desechos radiactivos de baja y mediana actividad proveniente de actividades no energéticas de la energía nuclear, industria, medicina.

Cabe destacar que a principios de junio, el juez de distrito, Agustín Gaspar Buenrostro Massieu, concedió una suspensión definitiva a la construcción del aeropuerto en Santa Lucía.

DCVC 

TAGS EN ESTA NOTA: