compartir en:

Como parte de los festejos mundiales para recibir la llegada del nuevo año, las grandes capitales del mundo se vistieron de gala y ofrecieron a sus ciudadanos grandes espectáculos en sus cielos.

 

En esta ocasión, China sorprendió a todos con un impresionante despliegue visual a cargo nada menos que de drones. 

 

El cielo de Shanghái fue decorado con cerca de 2000 drones, que danzaron sobre las aguas del río Huagpu. Los dispositivos fueron controlados por computadora, de tal forma que el espectáculo se realizó con absoluta precisión.

Los robots, equipados con luces que cambiaban de color formaron secuencias que incluían a un atleta corriendo, una esfera, y el conteo previo a la llegada del año.

 

Si bien, también tuvieron fuegos artificiales en ciudades como Taiwán, de esta forma, el país asiático se robó la atención del mundo, y generó una oleada de opiniones positivas, ya que, por cuentiones de cuidado ambiental, cada vez hay menos partidarios de la pirotecnia alrededor del globo.

TAGS EN ESTA NOTA: