EFE

Italia. – El Chucky Lozano saltó al campo en el 57 por el belga Dries Mertens cuando el Nápoles iba perdiendo 2-0.

El mexicano Hirving Lozano jugó los últimos treinta minutos y dio electricidad a la delantera del Nápoles este jueves en el campo del Atalanta, pero no pudo evitar el revés 2-0 de su equipo en la vigésima novena jornada de la Serie A.

El Chucky Lozano saltó al campo en el 57 por el belga Dries Mertens cuando el Nápoles iba perdiendo 2-0 con goles del croata Mario Pasalic, a pase del argentino Alejandro Papu Gómez, y del alemán Robin Gosens.

Su cambio de ritmo aumentó el peligro ofensivo del conjunto napolitano y el mexicano estuvo a punto de reabrir el partido en uno de los primeros balones tocados cuando profundizó en el área de penalti y trató de superar con el exterior de la pierna derecha al meta Pierluigi Gollini, quien sin embargo consiguió oponerse.

También lo intentó a falta de cinco minutos con un disparo desde fuera del área que el portero local volvió a despejar. Este revés puso fin a la ya complicada ambición del Nápoles (sexto) de alcanzar una plaza en la próxima Liga de Campeones, pues la cuarta plaza del Atalanta, la última que da acceso a la Copa de Europa, está ahora a quince puntos.

Obs

TAGS EN ESTA NOTA: