Por Carlos Meraz

El Circo Atayde Hnos. celebrará su 132 aniversario como la compañía circense por antonomasia, con una innovación en sus tres siglos de historia, con la transmisión por streaming de uno de sus últimos espectáculos, con las Galas de Invierno, el próximo 29 de agosto a las 18 horas.

Según anunció Alfredo Atayde Chávez, productor y director comercial, los boletos para el show estarán disponibles a través de https://arema.mx/evento/6609 a precios accesibles por dispositivo: 70 pesos, en preventa del 5 al 16 de agosto; 100 en general, del 17 al 28, y 120, el día del evento.

“Es la transmisión de un show grabado, el último que ofrecimos antes de la pandemia, en Mérida, Yucatán”. aclaró.

EL SHOW DEBE CONTINUAR

El Circo Atayde es mucho más que un mero espectáculo de impresionantes actos acrobáticos, temerarios y cómicos, también es, según Atayde, “la empresa de entretenimiento más antigua de México y una de las cinco del mundo que permanecen vigentes“ desde su fundación en 1888.

Su nombre es sinónimo en Hispanoamérica de carpas, prestidigitadores, magos y payasos que desde el siglo XIX ha sobrevivido a la pandemia de la gripe española, que mató a millones de personas en ambos lados del Atlántico, y al primer movimiento armado del siglo XX, la Revolución Mexicana.

Pero ahora, en el siglo XXI, el Atayde enfrenta un par de retos, posiblemente los más relevantes de su historia: los estragos económicos del confinamiento por la pandemia del coronavirus Covid-19 y la incontrolable piratería de su marca.

“Esta es la época más difícil por la que ha pasado el Circo Atayde, incluso más que la Revolución Mexicana ante la cual emigró la familia a Centro y Sudamérica. También por más de 40 y tantos años nos han pirateado el nombre, nuestra marca.

“Se habló hace poco de la bancarrota del Cirque du Soleil, pero sólo se declaró así para contar con el apoyo inmediato de su país, Canadá, y de patrocinadores. Algo que Circo Atayde no ha tenido con ninguna clase de apoyo gubernamental”, advirtió el bisnieto de la dinastía circense.

El investigador Julio Revolledo relata una anécdota de la época de la Revolución: "Francisco I. Madero, el apóstol de la Patria, rentó en enero de 1910 las instalaciones del Circo Hermanos Atayde para la realización de su mitin político en el puerto de Mazatlán. Pagó 100 pesos por la renta del local. Posteriormente la actitud de don Aurelio (Atayde) fue calificada por Madero como de gran valor cívico dadas las condiciones políticas de la época".

En la década de los cincuenta adquirieron el terreno ubicado en la Calzada de Tlalpan 855, la desaparecida Carpa Astros —en julio de 2018—, comenzando una tradición de entretenimiento en la fotografía capital de la República, presentando a los mejores artistas circo es del mundo y las figuras más populares de la época, como Cantinflas, Tin Tan, Agustín Lara, María Félix y una larga lista de celebridades que desfilaron por el escenario y las butacas del Circo Atayde Hermanos.

SIN ANIMALES ANTES DE QUE FUERA LEY

Atayde Chávez precisó que antes de que se promulgara la ley que prohíbe a los circos utilizar animales silvestres, de finales de 2014, la empresa ya no operaba con esta clase de ejemplares.

“En los coliseos romanos la diversión era ver enfrentarse a un hombre contra un oso. Pero todo evoluciona y nosotros lo hicimos mucho antes por decisión propia. El oportunista Partido Verde tachó de asesinato al gremio y a los compañeros les confiscaron sus animales para luego soltarlos en las carreteras.

“Recuerdo que el conductor televisivo Marco Antonio Regil le pedía a la gente que no fuera al circo para defender los derechos de los animales y luego era captado en el primer tendido de la Plaza de Toros México. Cuando el Circo Atayde siempre ha sido un espectáculo para toda la familia”, concluyó uno de los tres dueños de la marca junto con sus tíos Alberto y Andrés Atayde.

TAGS EN ESTA NOTA: