La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el homicidio del periodista Gabriel Soriano y solicitó al gobierno del estado de Guerrero y a la Fiscalía General de esa entidad implementar medidas cautelares para salvaguardar la vida y seguridad de sus familiares.

También pidió que las medidas cautelares se hagan extensivas a los trabajadores de Radio y Televisión de Guerrero (RTG), donde colaboraba el comunicador, ante el riesgo en que se encuentran luego de los hechos.

En un comunicado, el organismo nacional demandó a las autoridades correspondientes realizar una investigación inmediata en la que analice la línea vinculada con la labor periodística de la víctima.

Tras expresar sus condolencias y solidaridad a los familiares del comunicador, indicó que personal de la CNDH ya se encuentra en la ciudad de Acapulco con el propósito de allegarse la información correspondiente y ofrecer acompañamiento a los familiares de la víctima.

Con el homicidio de Gabriel Soriano ya suman 140 periodistas asesinados desde el año 2000, 15 de ellos eran mujeres. Guerrero ocupa, con Tamaulipas, el segundo lugar en homicidios de comunicadores a nivel nacional, con 16 casos, superados por el estado de Veracruz, con 22 asesinatos.

La CNDH refirió que tuvo conocimiento de los sucesos registrados la víspera en la Glorieta de Puerto Marqués, Acapulco, Guerrero, cuando hombres armados dispararon contra una camioneta de RTG, ataque en el que se privó de la vida al comunicador.

Finalmente, refrendó su solidaridad con el gremio periodístico del estado de Guerrero, cuyos integrantes día con día laboran para ofrecer información sobre diversos hechos, y dijo que permanecerá atenta al resultado de las investigaciones.

AGA 

TAGS EN ESTA NOTA: