Ciudad de México.- Todavía muchas personas, en especial los mayores, prefieren tener los recibos de sus servicios en documento físico, en lugar sólo de estar registrados en una página y hacer los pagos a través de ella. Hoy día, se puede solicitar que las compañías de servicios envíen los recibos a casa, pero la opción más fácil y fiable, es descargarlos de internet.

Tener un control exacto de lo que se va a pagar es imprescindible para poder manejar la situación en el caso de que haya algún inconveniente. Además, es bueno porque así se entiende exactamente lo que se está consumiendo, lo que permite ahorrar en estos servicios y así abaratar los costes.

El recibo de luz de la CFE

En recibocfe.com.mx se explica con detalle cómo descargar, imprimir y pagar la factura de la electricidad para mantenerse al día con el pago. También sirve bastante bien como medio informativo acerca de métodos para abaratar el coste de la electricidad disminuyendo el consumo.

La CFE recomienda leer cuidadosamente los recibos porque esto permite que el usuario tenga una noción clara del servicio que está pagando, lo cual es muy útil para bajar los costes e iniciar una reclamación con mayor claridad y argumentos sólidos. Evidentemente, es útil también para saber cuándo y cuánto pagar para cumplir de forma responsable.

Todo esto conlleva a que los formatos de recibos emitidos por la CFE sean tan sencillos de leer por todos y se puedan descargar por internet desde su página. Está todo pensado para que el usuario se sienta cómodo, a la vez que tiene las herramientas necesarias para conocer todo lo referente al servicio que está ocupando.

Para descargar el recibo de la luz hay que ir a la página oficial de la CFE y registrarse. Tan sólo se rellena un formulario sencillo y se confirma la suscripción desde el correo. Una vez creada la cuenta, el usuario tiene que entrar con sus datos de inicio de sesión.

Desde aquí, hay que rellenar los datos de uno de los recibos para conocer el estado de cuenta. Sin embargo, a partir de aquí solo hay que escoger la opción “Consultar recibo de luz” para consultar toda la información, como la fecha límite de pago y la deuda. Entonces, solo hay que darle a la opción de imprimir.

Imprimir el RFC genérico

Antes de saber el concepto de RFC Generico hay que tener claro qué es el RFC. Se refiere a la identificación ante la entidad federal para poder cumplir con todas las obligaciones fiscales. El organismo encargado de emitir este documento es el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Los contribuyentes del RFC son tres: 

  • Los trabajadores que reciben beneficios económicos por cumplir con ciertas condiciones en sus trabajos.
  • Los negocios propios.
  • Los ciudadanos trabajadores independientes. 

El RFC Genérico se usa para poder hacer las transacciones de forma directa con los contribuyentes que no emiten facturas electrónicas y con los extranjeros que no tienen un RFC.

Imprimir los acuses de los avisos hechos en RFC puede ser muy útil para tener una visión más clara de la situación actual con el SAT. Es bastante bueno tenerlo a la mano a la hora de aclarar cualquier situación. Además, en ocasiones se solicita este documento, en especial para los negocios y trabajadores independientes.

Tan solo hay que ir a la página oficial del SAT y registrarse con la e-firma que da el organismo a la hora de inscribirse en el RFC, o el número del RFC y una contraseña. Luego, se puede iniciar sesión en cualquier momento con estos datos y se buscan los comprobantes de los trámites. También se puede escoger la opción “Generar constancia” para imprimir la constancia de la situación fiscal actual.

En el caso de los recibos, únicamente se tiene acceso online a los expedidos a partir de abril del 2014, aunque se solicitan en las oficinas del SAT. En la constancia aparecen datos básicos como el número de Cédula de Identificación Fiscal (CIF), los datos de identificación fiscal, la ubicación y las actividades económicas.

TAGS EN ESTA NOTA: