Existen muchas herramientas a nuestro alcance para conocer el valor de un auto usado, lo cual es especialmente útil cuando llega el momento de venderlo. Aunque muchos recurren a comparar precios en tianguis en línea o sitios de clasificados, una de las herramientas más populares es el Libro Azul de autos. Sin embargo, no muchos saben cómo leer esta útil guía.

Primero es importante describir cómo es que funciona. El Libro Azul, como comúnmente se le conoce a la Guía EBC, es una tropicalización de una guía americana llamada Kelley’s Blue Book, nacida a principios del siglo XX con la intención de estandarizar valores de autos usados en ese país. La forma en que asigna valores es simplemente promediando valores de transacciones para cierto tipo de auto. Es decir, si hay dos transacciones para X auto, una de 100 mil pesos y otra de 110 mil pesos, la guía promedia éstas cifras para mostrar un valor de 105 mil pesos. Evidentemente es mucho más complejo que eso, pues toma en cuenta miles de transacciones, pero en esencia así es como funciona.

Es importante también entender que los valores mostrados en esta guía son sólo para transacciones entre particulares, y no toma en cuenta ventas a negocios, como agencias o empresas de compra inmediata. En este sentido, VendeTuAuto.com, la comercializadora más grande de autos usados en México, apunta que es muy recomendable entender este aspecto y modificar expectativas al momento de la venta. Un usuario final, como lo es un particular, generalmente traerá una oferta monetaria mayor que un negocio, que tiene que vender el auto que compra, sin embargo, también trae consigo algunos riesgos que debemos tomar en cuenta.

Otro aspecto importante que pocos consideran es que el Libro Azul no existe en versión digital de manera oficial. Existen sitios que aprovechan el popular nombre para establecer sus propios valores, pero la guía física es el único material disponible avalado como Guía EBC de forma oficial. Así que si quieres consultar los valores con la experiencia y conocimiento que dan décadas de trabajo, la mejor forma es optar por conseguir la guía física y olvidar los listados en línea.

Ahora que tienes una idea más clara sobre cómo funciona el Libro Azul para valuar tu auto usado, sin olvidar que la condición de tu auto suma o resta valor, es momento de pulir tus habilidades de negociación y armarte de paciencia pues el comprador ideal puede estar a unos días o a unos meses de distancia… ¡nunca sabes!

TAGS EN ESTA NOTA: