Agencias

Luego de que la semana pasada el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmara el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), diversos especialistas alertan sobre los beneficios y riesgos que traerá este pacto a nuestro país.

Básicamente, desglosan que una vez que Canadá haga la declaratoria oficial del T-MEC, México retendrá un acceso preferencial al mercado más grande del mundo, lo cual le ayudará en favor de la inversión y el empleo.

Sin embargo, aquí te explicamos parte de los alcances y rezagos que traerá consigo este acuerdo una vez que entre en vigor.

PROS

  • Habrá estabilidad en flujos comerciales, lo que reforzará la competitividad regional con reglas de origen que permitirán la integración de cadenas de valor.

 

  • Al promoverse la inversión productiva con un nuevo carácter competitivo e innovador se favorecerá el crecimiento socioeconómico; sin embargo, esto estará supeditado a los lineamientos establecidos por los dos gigantes de Norteamérica.

 

  • Establece un marco legal para los trabajadores, lo cual abre la puerta a su libertad de organización para reconocer el valor competitivo de su mano de obra.

 

  • Según el texto del T-MEC, se crea un mecanismo binacional, imparcial y equitativo para que los tres países que lo integran puedan resolver problemas comerciales. Aspecto que no estaba contemplando en el TLCAN, toda vez que cualquier disputa permitió a cualquiera de los tres países bloquearlas de inmediato.

 

  • Se formarían un Mecanismo de Respuesta Rápida binacional e imparcial que ayudará en hacer valer los derechos laborales de los mexicanos en materia de votaciones para elegir sindicatos o aceptar el contenido de los contratos colectivos.

 

  • Se acordó que el 70 por ciento del acero utilizado en la fabricación de autos y camiones deberá ser originado en la región de América del Norte desde la primera fundición.

CONTRAS

  • Al relegarse a segundo término al sector empresarial mexicano, se desconoce cómo funcionarán las cadenas productivas, de distribución y comercialización. Además de que hay incertidumbre sobre las diversas disposiciones legales tanto en los mercados nacionales como extranjeros.

 

  • Respecto al llamado “Trato Nacional” para productos de economías diferentes, no se informó qué prerrogativas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) aplicarán en el apartado de la “nación más favorecida” o el “tratamiento diferenciado”, teniendo en cuenta que el nivel de desarrollo de nuestro país frente a sus socios es muy diferente.

 

  • El gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador hizo a un lado a la Secretaría de Economía (SE) durante la negociaciones, por lo que al ser la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la encargada, todo hace indicar que los acuerdos son más bien diplomáticos y políticos, con la finalidad de procesar rápido el nuevo acuerdo comercial.

 

  • Con el T-MEC se reactivarán inversiones que estaban detenidas, sin embargo esto no será suficiente para modificar el escenario económicos de 2020; asimismo, no revertirá el panorama negativo que ha originado tasas de crecimiento bajas.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: