compartir en:

México.-El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como un “exceso” las críticas en contra de Rosario Piedra Ibarra, quien recientemente tomó posesión como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Se me hace un exceso, o sea, es un acto de intolerancia, de falta de respeto, porque detrás de esa postura, -no estoy hablando del gobernador, sino de ese pensamiento conservador- pues está una actitud revanchista”, contestó el primer mandatario ante la pregunta sobre el rechazo de la Piedra Ibarra en la CNDH por parte de gobernadores panistas.

López Obrador reiteró que la elección de la activista como titular de la Comisión es “un cambio de fondo”, pues destacó, es alguien que ha sido afectada por la violación de los derechos humanos.

“Yo pienso que fue un cambio de fondo el que una afectada por violación de derechos humanos, una mujer que padeció por la desaparición de su hermano, teniendo también a una madre como doña Rosario Ibarra de Piedra, que ha luchado toda la vida por los derechos humanos de manera abnegada”, apuntó.

Indicó que era natural que el PAN no aceptará el nombramiento, y resaltó que es favorable que exista el “movimiento conservador” y que no domine una sola corriente de pensamiento.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: