compartir en:

Nuevo León.- Parece ser que la crisis por el desabasto de gasolina no se concentra solamente en la zona central del país, pues en Monterrey, desde el sábado pasado varias gasolineras cerraron ante la falta de combustible, lo que generó que comenzarán las llamadas compras de pánico.

En estaciones de servicio comenzaron a verse las largas filas para cargar un poco de hidrocarburo y, claro, ello causó que algunas se quedarán en ceros y cerraron, según comenzaron a reportar varios usuarios en redes.

De acuerdo con un despachador de gasolina, en algunos lugares comenzó a escasear combustible porque se abastecían en mayor medida de los huachicoleros y, al frenar sus acciones el gobierno federal, poco a poco disminuyó su oferta mientras la demanda crecía.

Ante esta aparente crisis, el secretario general de Gobierno de Nuevo León, Manuel González, señaló en conferencia de prensa esta mañana que el desabasto se debe a una cuestión de logística que permea en todo el país, pero en el estado de normalizará el próximo jueves a más tardar.

 

“Es un problema nacional de logística en la entrega del material de combustibles hacia el país. La verdad es que esto se normalizará de mañana a pasado. Estamos calculando que son dos días los que nos cueste ir regularizando la logística para poder ir regularizando todas las gasolineras”, explicó.

Pidió a la ciudadanía no hacer compras de pánico y evitar llenar el tanque sólo por miedo a que no haya gasolina, salvo que sea necesario y ello pueda perjudicar sus actividades cotidianas.

 

“No acudan a las gasolineras en compras de pánico porque van a agotar la gasolina".

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: