Ciudad de México.- Esta tarde, un juez dictó penas de mil 200 años por homicidio calificado contra cada uno de los seis internos responsables por el motín de 2016 realizado en el penal de Topo Chico, en Nuevo León, que dejó 48 muertos.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que el impartidor de justicia determinó que los implicados deberán pagar multas de más de 360 mil pesos de manera individual para la reparación del daño o indemnización para los familiares de las víctimas, informó

A nueve meses del cierre de esta cárcel, se da la decisión, luego de que días atrás en una audiencia se analizó si estos sujetos participaron o no en el tumulto que provocó el mayor número de fallecidos del que se tenga registro en algún centro penitenciarios del país.

Trasciende que los imputados son identificados como Edgar Fabian Solís, Francisco Javier Eguía, Gerardo de León, José Fidencio Armendáriz, Juan Ángel Leal y Luis Carlos Carrasco, quienes se encuentran recluidos en penales de neoloneses, de la Ciudad de México y Coahuila.

Nota recomendada: México registró 80 asesinatos diarios durante el mes de junio

Basta recordar que los hechos sucedieron los días 11 y 12 de febrero de hace cuatro años, cuando hubo disputas ente integrantes de grupos antagonistas como Los Zetas y el Cártel del Golfo.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: