compartir en:

Japón.- El francés Antoine Griezmann y el holandés Frenkie De Jong jugaron sus primeros minutos con el Barcelona en la derrota ante el Chelsea 2-1, en partido amistoso celebrado en el Estadio de Saitama 2002, en Japón.  

Ambos refuerzos del equipo culé disputaron medio tiempo cada uno. Griezmann estuvo en el once inicial comandando la delantera con su compatriota Dembelé, acompañado en el centro del campo por los canteranos Riqui Puig, Álex Collado; así como los ya experimentados Sergi Roberto y Sergio Busquets. 

Al seleccionado galo se le vieron algunos destellos, pero se notó impreciso y poco fino a la hora de tocar el balón.  

El equipo inglés tomó la ventaja en el marcador al minuto 34, luego de un grave error en la zona defensiva de Sergio Busquets, el cual aprovechó Abraham para llevarse al portero alemán Ter Stegen y clavar el esférico en la red. 

Así terminaron los primeros 45 minutos y para la segunda mitad, el técnico del Barça, Ernesto Valverde cambió prácticamente a todo su cuadro, le dio la oportunidad a De Jong de debutar. El exjugador del Ajax tuvo como compañeros a Malcom, Carles Pérez, Aleña y al croata Ivan Rakitic. 

Aunque se vio un conjunto azulgrana más ordenado, la escuadra londinense anotó el 2-0 al minuto 80 con un estupendo disparo desde fuera de área de Barkley junto al palo que resultó imparable para el arquero brasileño Neto. 

En tiempo de compensación, Rakitic descontó para los catalanes y poner las cifras difinitivas 2-1. 

Me acomoda cualquier posición: Griezmann 

Al término del encuentro, el francés Antoine Griezmann dijo sentirse contento por jugar los primeros minutos con el Barcelona y destacó que se encuentra cómodo en ocupar “cualquier posición” del ataque blaugrana. 

“Era nuestro primer partido, tenemos tiempo para mejorar y seguir trabajando”, manifestó. 

 

No me asusta la competencia: De Jong 

Aunque admitió que en la plantilla del club culé hay grandes mediocampistas, el jugador campeón de la Eredivisie con el Ajax, Frenkie De Jong sostuvo que no le tiene miedo a la competencia. 

"Hay muchos grandes jugadores en nuestro centro del campo, pero no me asusta la competencia. De ser así no habría venido al Barça", afirmó. 

TAGS EN ESTA NOTA: